CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

¿Cómo es la quinta esposa de Osama bin Laden?

Por Juan Andrés Muñoz

Cuando en el 2000, a los 18 años de edad, Amal al-Sadah se convirtió en la quinta esposa de Osama bin Laden, de 43 años, era «una adolescente tranquila, amable, tolerante y confiada» que provenía de una numerosa y conservadora familia en Yemen, dijo uno de sus parientes a CNN en una entrevista exclusiva.

El pariente, Ahmed, que conoció a al-Sadah cuando creció, dijo que ella provenía de una familia tradicional en Ibb, Yemen; establecida y respetable, pero ciertamente sin rasgos militantes similares al del terrorismo del líder de Al-Qaeda.

La familia no tenía ninguna conexión con Al-Qaeda antes del matrimonio arreglado, dijo Ahmed a CNN en una entrevista en Ibb.

Si bien algunos relatos dicen que un casamentero unió a la pareja, Ahmed dijo no estar seguro de esa versión. Agregó que escuchó muchas historias sobre cómo los dos estuvieron comprometidos. «Ella era una persona muy buena en general», dijo a CNN. «La familia Sadah es muy numerosa en Ibb. La familia de Amal fue como la mayoría de las familias yemeníes. Era conservadora, pero también vivió una vida moderna en comparación con otras familias».

«La familia es respetada y bien conocida. No tenía puntos de vista extremistas, a pesar de que provenía de un ambiente conservador», dijo Ahmed, en referencia a los padres y hermanos de al-Sadah.

Al parecer, el gobierno de Yemen está presionando a la familia para que no hable de su famoso pariente político, bin Laden, dijo Ahmed.

publicidad

«Por lo que sé, el gobierno le ha hecho pasar a la familia Sadah momentos muy difíciles y siempre les advierte que no hablen con los medios de comunicación», dijo Ahmed. «El gobierno les dice que la información y comentarios que dan serían mal entendidos o mal interpretados y que ello podría perjudicar a la familia más que al gobierno».

Una figura de Al-Qaeda en Yemen, llamado Jeque Rashid Mohammed Saeed Ismail, dijo que él arregló el matrimonio, además de que en 2008 le dijo al Yemen Post que él fue el «casamentero» y que al-Sadah fue una de sus estudiantes, describiéndola como «religiosa y suficientemente piadosa».

Ismail, cuyo hermano pasó un tiempo en calidad de detenido en Guantánamo, acompañó a la joven y futura novia a Afganistán en julio de 2000, donde ella y bin Laden se casaron después de que él dio a su familia una dote de 5,000 dólares.

El matrimonio fue al parecer una alianza política para reforzar el apoyo de bin Laden en la tierra de sus antepasados. «Después que se casaron se me dijo que Osama no quería cortar sus lazos con su tierra ancestral, Yemen», dijo Ahmed.

De regreso a Yemen, apenas se habló de nuevo de al-Sadah, dijo Ahmed a CNN.

Al principio, las autoridades yemeníes no parecían conscientes de que le estaban dando al-Sadah un pasaporte en el año 2000 con el propósito de casarse con bin Laden en Afganistán, dijo Ahmed.

«Sólo un número reducido de personas sabía la historia del matrimonio al principio, así que no fue difícil viajar», dijo Ahmed. «El gobierno de Yemen le hizo pasar a la familia situaciones difíciles después de que ella salió del país. La familia sigue estando bajo vigilancia y la han interrogado docenas de veces. Su padre también pasó por muchos momentos difíciles».

El matrimonio fue inmediatamente fructífero y al-Sadah y bin Laden tuvieron a su primogénita, llamada Safiyah, en Kandahar, Afganistán, a pocas semanas después del 9 / 11.

De acuerdo con versiones de funcionarios paquistaníes dadas a conocer esta semana, Safiyah se encontraba dentro del refugio de Abbottabad, Pakistán, donde bin Laden murió a manos de los SEALs de la Marina de los EU, y probablemente vio cómo su padre era muerto a tiros.

Ahmed afirmó que al-Sadah y bin Laden también tuvieron otros hijos, pero no pudo ofrecer más detalles en la breve entrevista con CNN.

Después del 9 / 11, bin Laden dijo al periodista paquistaní Hamid Mir que tenía planes para su hija menor, Safiyah. «Me convertí en padre de una niña después del 11 de septiembre», dijo. «La llamé así por Safiyah, quien mató a un espía judío en la época del Profeta. (Mi hija) va a matar a los enemigos del Islam como Safiyah».

Tras la muerte de Bin Laden, al-Sadah ha dicho a sus interrogadores que durante cinco años no se aventuró a salir del refugio amurallado, según un portavoz militar paquistaní.

Al-Sadah, ahora de 29 años y quien resultó herida en el ataque, dijo que vivía en el complejo en Abbottabad con ocho hijos de bin Laden y otros cinco niños de otra familia, comentó esta semana el general Athar Abbas a CNN.

Todos ellos han quedado bajo custodia paquistaní desde la víspera del ataque del comando de EU que mató a bin Laden, y finalmente serán devueltos a su país de origen, dijo Abbas.

Bin Laden tuvo un total de 20 niños con cinco esposas, y se informó que uno de sus hijos adultos fue muerto en el asalto del comando. Al-Sadah es la más joven de las cinco esposas.

Michael Martinez de CNN contribuyó a este reportaje.