CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Una mujer sobrevive casi 50 días en el desierto de Nevada

Por Juan Andrés Muñoz

Durante 49 días, Rita Chretien esperó un milagro.

Su marido se había aventurado a salir para obtener ayuda, tres días después de que su camioneta quedó varada fuera de la carretera en el desierto frío y salvaje de Nevada, en Estados Unidos.

Rita se quedó sola, sin mucho más que un poco de caramelo, una bolsa de frutas secas vacía desde hacía mucho tiempo, algunos libros y la ropa que había empacado para su viaje a Las Vegas. Además, de acuerdo con su hijo Raymond Chretien, siempre tuvo fe.

Grupos de hombres y mujeres habían buscado a Rita y a su marido Albert Chretien, ya que los residentes de Penticton, British Columbia, fueron vistos por última vez el 19 de marzo al salir de una tienda de conveniencia en una estación de servicio Shell en Baker City, Oregon.

El viernes, unos cazadores vagaban en el remoto territorio, cerca de donde Oregon, Idaho y Nevada se unen.

Rita Chretien saltó desde el asiento trasero del Chevrolet Astro 2000 cuando los oyó afuera, reunió las fuerzas que le quedaban para abrir la puerta y salió sin zapatos. Les hizo señas.

Tres días más tarde, estaba descansando cómodamente en un hospital de Idaho.

“En este momento, simplemente estamos celebrando”, dijo su hijo, Raymond, el domingo.

Incluso el médico que supervisó la atención de Chretien en el Centro Médico St. Luke’s Magic Valley en Twin Falls, Idaho, reconoció que no era fácil explicar cómo una mujer de 56 años de edad, podría tener un pronóstico y una conducta tan positiva teniendo en cuenta lo que había atravesado.

“En este caso, que una persona con una nutrición subóptima sobreviva durante tanto tiempo, vamos a decir simplemente que es comprensible llamarlo un milagro”, dijo el Dr. James Westberry a la prensa.

Mientras tanto, la búsqueda de Albert Chretien continúa.

Si bien las probabilidades son cada vez menores de que Albert sea encontrado con vida, las autoridades no lo descartan, dijo Dan Moskaluk, el portavoz de la policía.

Rita y Albert Chretien estaban juntos cuando, después de su parada en Baker City (grabada en una cinta de vigilancia de la tienda), salieron de la autopista en una vía de servicio forestal que conduce a Nevada.

Se dirigían a una convención en Las Vegas, pero se salieron de la autopista para disfrutar de la “ruta escénica”, dijo su hijo, que había escuchado la historia completa de su madre enferma.

La pareja dio algunas vueltas equivocadas y había pensado, con base en su mapa, que el camino era mejor de lo que era.

Luego, a unos 32 kilómetros “al parecer, el estado de la carretera se degradó de manera drástica”, dijo Moskaluk.

Para cuando cayó la noche, la minivan sucumbió a la combinación de nieve y lodo, y fue incapaz de moverse.

El 22 de marzo, Albert Chretien dejó la furgoneta para salir a buscar ayuda. Su esposa, se quedó allí.

Rita Chretien racionó los pocos alimentos disponibles. Iba a dar un paseo una vez al día, utilizando la luz del sol para derretir la nieve para beber agua e iba a un arroyo cercano.

Mientras tanto, tenía mucho tiempo para leer libros (algunos varias veces), la Biblia y registrar sus pensamientos y aventuras en un diario.

Mientras tanto, Rita Chretien se debilitó, perdiendo de 9 a 13 kilogramos, de acuerdo con Moskaluk.

Después de ser encontrada, Rita Chretien fue trasladada al hospital de Idaho.

Allí, los médicos atendieron primero su inanición y deshidratación, y luego reconstruyeron su capacidad para comer alimentos de nuevo y ganar fuerza.

El domingo, el Dr. Westberry dijo que todavía no la había visto caminar, pero que no había indicios de problemas a largo plazo y que su pronóstico era bueno. Su estado de ánimo y el deseo evidente de vivir, dijo, eran incluso mejores.

Greg Botelho y Rick Martin de CNN contribuyeron con este reporte.