La mayoría de los niños, al pasar frente a un McDonald’s, irremediablemente quieren una cajita feliz con un juguete. Toboganes, payasos y figuras generalmente de películas infantiles o de acción, incitan al niño a consumir alimentos con alto contenido calórico.

La mercadotecnia utilizada por McDonald's para anunciar este tipo de comida chatarra es criticada por más de 550 organizaciones de salud y médicos estadounidenses que exigen en una carta dirigida a Jim Skinner, CEO de la empresa, retirar este tipo de publicidad dirigida a niños.

La petición fue organizada por la Sociedad de Responsabilidad Internacional mediante su campaña Value the Meal, que pretende tomar acciones sobre la publicidad de alimentos que, al consumirlos en exceso, pueden causar riesgos a la salud de los niños.

Esta no es la primera vez que la organización pide a McDonald's cambiar su estrategia de publicidad y desde el año pasado mantiene una campaña permanente llamada Retiren a Ronald que pretende prohibir el uso de la imagen del payaso. En 1997 la organización lanzó una campaña similar y logró el retiro de la caricatura del camello Joe, que promocionaba los cigarros de la marca Camel por considerar que incitaba a la población joven a iniciar el consumo de tabaco.

El consumo de productos con altos valores calóricos y con grandes contenidos de sal y azúcar como lo son las hamburguesas y refrescos puede causar obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes de tipo 2.

Por su parte Mc Donald’s aseguró estar comprometido con la salud de los niños. “Entendemos la importancia de la salud y nutrición de los niños y estamos comprometidos a dialogar para ser parte de la solución. Servimos comida de alta calidad y nuestros menús infantiles ofrecen una gran variedad de porciones adecuadas para los niños. Los padres nos dicen que aprecian estos menús” dijo un portavoz en una declaración hecha al periódico The Wall Street Journal.

Las tasas de obesidad en el mundo se duplicaron desde 1980 y más de 43 millones de niños menores de cinco en el mundo sufren de este padecimiento, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La campaña realizada por la Sociedad de Responsabilidad Internacional afirma que el aumento de estas cifras se debe en gran parte a los cambios de comportamiento y consumo de alimentos chatarra, asegura que las tasas de actividad física no sufrieron ningún cambio significativo en las últimas dos décadas.

La OMS recomienda aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales, limitar el consumo de azúcares  y realizar actividad física regular para evitar la obesidad y otras enfermedades relacionadas con este padecimiento.