Un poderoso tornado azotó una zona densamente poblada de Joplin, en Missouri, y dejó al menos 89 muertos, así como graves destrozos en edificios e infraestructuras, informaron este lunes las autoridades.

Según los bomberos, hasta una cuarta parte de los edificios de esta ciudad sufrieron daños grandes o significativos.

Algunas zonas de Joplin quedaron irreconocibles, dijo el caza-tormentas Steve Polley, de Kansas City, Missouri, que describió como "devastación completa" los daños provocados por el tormado del domingo por la noche.

El jefe de bomberos de Joplin, Mitch Randles, cree que todavía queda gente atrapada entre los escombros por lo que se espera que el número de muertos aumente.

La situación se complicó por los incendios causados por la rotura de tuberías de gas, informó el gobernador de Missouri Jay Nixon.

"El panorama va a ser desolador cuando la gente amanezca", declaró.

El tornado golpeo la ciudad poco antes de las 6:00pm del domingo y fue tal su fuerza que volcó 10 trailers en la carretera interestatal 44.