CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

China reconoce «problemas urgentes» en la Presa de las Tres Gargantas

Por Juan Andrés Muñoz

En una rara admisión, el gobierno de China dijo que la presa de las Tres Gargantas, la planta hidroeléctrica más grande del mundo, tiene «problemas urgentes».

Por ello lanzó alertas de amenaza por desastres relacionados al medio ambiente, construcción y migración, en medio de la peor sequía que ha golpeado al sur de China en 50 años.

El gobierno de China dijo esta semana que mientras la presa ha traído beneficios para la región, ha habido una serie de problemas desatados desde el inicio de su construcción en el año 1992.

«Al tiempo que la presa de las Tres Gargantas otorga beneficios, algunos problemas urgentes deben ser resueltos, como la tranquila reubicación de personas, protección ecológica y la prevención de desastres geológicos», dijo el gobierno en un comunicado.

Este es el primer posicionamiento oficial sobre las repercusiones de la presa. China también admitió que la presa de las Tres Gargantas ha impactado de manera negativa en las corrientes de los ríos, el transporte y la migración.

«Algunos de los problemas surgieron en las etapas de construcción y planeación, pero no se pudieron resolver por las condiciones del ese tiempo», afirmó el Consejo de Estado de China. «Otros surgieron por las crecientes demandas que ocasionó el desarrollo económico y social».

El proyecto, que costó más de 28,000 millones de dólares, ha sido motivo de orgullo para el gobierno chino, a pesar de los debates que levantó entre científicos y pobladores de la región. La presa fue terminada en 2006 y tiene unos 26 hidrogeneradores de energía.

Al principio fue presumida por su capacidad de prevenir las inundaciones que amenazan el delta del río Yangtsé cada verano.

Sin embargo, millones de ciudadanos chinos han sido afectados por el proceso de construcción e incluso después de su inauguración.

La presa desplazó a 1.4 millones de personas a lo largo del Yangtsé durante la excavación y construcción de un dique gigante de concreto que pesa unas 16 millones de toneladas. Más de 1,000 pueblos y villas fueron inundadas en el proceso.

Pero los derrumbes y la contaminación han proliferado en las áreas cercanas a la presa desde que fue construida. Mientras, una prolongada sequía a lo largo del Yangtsé afecta unos 10 millones de personas en los sectores intermedios y bajos del río en las provincias de Hunan, Hubei, Jiangxi y Anhui, de acuerdo a la agencia de noticias Xinhua.

Los ciudadanos han culpado a la presa por el bajo afluente de agua y aumentar los efectos de la sequía.

Estas regiones tendrán condiciones secas y calientes en los días siguientes, advirtió la Administración Meteorológica de China.

La información meteorológica también indicaba que la lluvia en las regiones afectadas bajó de 30% a 80% en comparación con los niveles del año pasado, en lo que parece ser la peor sequía desde 1954, añadió Xinhua.

El gobierno ordenó la liberación de unos 5,000 millones de metros cúbicos de agua de la presa en los próximos 20 días, aunque oficiales han dicho que esta medida no tendrá mayores efectos en las condiciones de la seguía.

«Toda el agua liberada sólo llegaría a las zonas cercanas a la sección de Jingjiang, lo que significa que otras tres secciones de la zona central permanecerán con la sequía», dijo Wang Jingquan, un oficial del departamento de control de inundaciones y sequías, que está afiliado al Comité de Recursos líquidos del Río Yangtsé.

«Con los dispositivos actuales de observación y obtención de datos, no hemos encontrado evidencia de que la sequía sea ocasionada por la presa”, señaló Liu Min, una especialista en meteorología del Buró Provincial de Clima de Hubei, a la agencia de noticias Xinhua.