La Corte Suprema de EE.UU. anula una ley que prohibía vender videojuegos violentos

La Corte Suprema de Estados Unidos anuló una ley del estado de California que prohibía la venta de juegos "violentos" a niños, en un caso que enfrenta los derechos de libertad de expresión con la protección al consumidor.

La decisión de la Suprema Corte representa una victoria para los fabricantes de viodeojuegos, quienes aseguran que la prohibición –que no había entrado en vigor– iba demasiado lejos.

Sostienen que el actual sistema voluntario de clasificación de videojuegos permite a los padres de familia juzgar apropiadamente el contenido de sus productos.

El Estado sostiene que su obligación legal es proteger a los niños de imágenes interactivas gráficas cuando la industria no lo hace.