Asesinan al alcalde de Kandahar en un atentado suicida

El alcalde de la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán, fue asesinado este miércoles en un ataque suicida con bomba reivindicado por el Talibán.

Ghulam Haidar Hamidi, de 65 años, murió durante una reunión en el ayuntamiento de la capital provincial cuando el atacante detonó los explosivos que llevaba dentro de su turbante, informó Zalmai Ayoubi, portavoz de la oficina del gobernador de Kandahar. Un civil resultó herido.

Pero el nuevo embajador de Estados Unidos en Afganistán, Ryan Crocker, se mostró cauto a la hora de atribuir estos ataques al Talibán, a pesar de que el propio grupo extremista se responsabilice.

"No me queda claro que fuera obra del Talibán", dijo.

Crocker se refirió a una manifestación ocurrida recientemente frente a la oficina del alcalde por "un incidente durante unas obras en una carretera en el que murieron una o dos niñas".

Las autoridades dicen que el alcalde salía de la alcaldía cuando ocurrió el atentado.

"No está claro si el ataque suicida fue obra de los parientes de las niñas" o de los insurgentes, señaló Ayoubi.

Crocker agregó que podría "resultar que este asesinato no tiene nada que ver con el Talibán".

De todas formas, es la segunda vez en menos de dos semanas que un alto funcionario es asesinado por suicidas con explosivos en sus turbantes.