Benedicto XVI llega a Madrid para la Jornada Mundial de la Juventud

El papa Benedicto XVI llegó este jueves a Madrid para participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

A su llegada al aeropuerto de Barajas, el pontífice exhortó a los españoles a vencer los actuales "motivos de preocupación", a través de sus raíces cristianas y en un clima de respetuosa convivencia con otras "legítimas opciones".

El pontífice se refirió a los jóvenes que, por causa de su fe en Cristo, sufren discriminación, lo que "lleva al desprecio y a la persecución abierta o larvada" en determinadas regiones y países.

"Con todas las fuerzas de mi corazón: que nada ni nadie les quite la paz; no se avergüencen del Señor", comentó en su intervención, interrumpida en varias ocasiones por aplausos y ovaciones de los peregrinos católicos, agregó la agencia española.

Benedicto XVI dijo que muchos jóvenes miran con preocupación el futuro ante la dificultad de encontrar un empleo digno, o bien por haberlo perdido o tener uno muy precario e inseguro.

El Papa fue recibido en el aeropuerto por el rey Juan Carlos I y la reina Sofía, además del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del opositor Partido Popular (PP), Mariano Rajoy.

"Confiamos en su aliento no solo para animar a los jóvenes de España y del mundo entero a seguir creciendo en valores, sino para sensibilizar a nuestras sociedades sobre la necesidad de respaldarles en sus proyectos e ilusiones", dijo el rey Juan Carlos, citado por EFE. "No podemos defraudar a los jóvenes en su legítimo anhelo de hacer realidad sus sueños".

Luego, y a bordo del papamóvil, Benedicto XVI recorrió la capital para trasladarse a la sede de la Nunciatura en Madrid, de acuerdo con la agencia Notimex.

Éste es el vigésimo viaje internacional del jefe de la Iglesia católica en sus seis años de pontificado y la tercera vez que visita España.