CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Texas dejará de dar la última «comida especial» a los reos de muerte

Por Juan Andrés Muñoz

La copiosa última comida que pidió y no copio un reo de muerte antes de ser ejecutado en Texas motivó la queja de un senador del estado y la suspensión de la práctica de los menús especiales.

El senador John Whitmire, presidente de la Comisión de Justicia Criminal del Senado, escribió el jueves que se oponía a la práctica de dar a elegir el menú de la última comida a los condenados a la pena capital.

«No es apropiado dar a un condenado a muerte semejante privilegio, un privilegio que no dieron a sus víctimas», escribió Whitmire.

El demócrata, que representa a Houston y partes del norte del condado de Harris, dijo que «ya basta» después de que Lawrence Russell Brewer pidiera dos filetes fritos de pollo en salsa con cebollas, una triple hamburguesa con bacon, una tortilla de queso, un tazón de okra frita con ketchup, tres fajitas, casi medio litro de helado y medio kilo de carne en barbacoa con media barra de pan.

Además, también pidió un dulce de mantequilla de cacahuete, una pizza y tres cervezas de raíz.

Brewer se negó a comer esa última comida el miércoles, según el portavoz del Departamento de Justicia Criminal de Texas, Jason Clark.

Whitmire dijo que pedirá cambiar la ley si es necesario para acabar con este tipo de peticiones.

En respuesta a Whitmire, el Departamento de Justicia Criminal del estado anunció que interrumpirá de inmediato esta práctica y que a partir de ahora los reos de muerte recibirán la misma comida que los demás antes de su ejecución.

Brewer, de 44 años, fue ejecutado por su participación en el asesinato James Byrd Jr. en 1998, quien fue arrastrado hasta morir por motivos raciales.