CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Chile

El dólar, lentamente, pierde relevancia en Latinoamérica

Por Juan Andrés Muñoz

Chile y Venezuela, dos países en los extremos políticos de Sudamérica, tienen algo en común: a ambos les interesa la moneda china.

Con el creciente peso de la segunda economía del mundo y la lenta pero constante revaluación de su moneda, el yuan chino o renminbi, su nombre en chino mandarín, ésta es una moneda cada vez más atractiva. Sin embargo, hay restricciones para su libre negociación, lo que dificulta las transacciones.

En su último Informe de Política Monetaria del Banco Central de Chile apareció el equivalente a US$91 millones de las reservas de ese país por primera vez en moneda china. Al mismo tiempo, tras el anuncio del presidente venezolano Hugo Chávez de repatriación de las reservas en oro y divisa, el presidente de la entidad monetaria de ese país habló a favor de la tenencia de moneda china

Y en el centro de esta internacionalización del yuan chino está Hong Kong. Esta ciudad ha sido designada centro internacional de negociaciones en moneda china. Desde que comenzaron las transacciones la fuerza del dragón asiático se hizo sentir.

“Los depósitos en renminbi en Hong Kong crecieron desde 6.500 millones de dólares a 64.000 millones en quince meses”, dijo a CNN Ronald Arculli, presidente de la Bolsa de Valores de Hong Kong.

Las empresas extranjeras que emiten bonos en yuanes para potenciales gastos o inversiones en moneda china lo deben hacer en Hong Kong. Si bien las organizaciones fueron principalmente locales hasta el momento, McDonald’s y Unilever ya se financian de esta forma.

Entre tanto, el Banco Central de Chile está probando hasta dónde se puede llegar con la moneda china.

“El Banco está estudiando realizar nuevas operaciones con renminbi», dijo la institución en un correo electrónico. Estas transacciones se informarán oportunamente, agregó a CNN.

Por su parte, el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, comunicó su confianza en el yuan chino como alternativa para parte de las reservas tras el retiro de estas de las principales economías.

“Lo lógico es buscar la diversificación en países con economías sólidas que tienen escudos de protección como China», señaló Merentes en conferencia de prensa.

El gobierno chino no definió una fecha para la total libertad del yuan. Entre tanto, Arculli no ve la irrupción de esta moneda en un futuro lejano. Y para abrir esta alternativa a la mayor cantidad posible de gobiernos y empresas debe haber instituciones capaces de proveer estos servicios.

“Una cantidad de bancos, por ejemplo de Brasil, envían delegaciones a Hong Kong y estudian la posibilidad de abrir una oficina de representación y hasta una sucursal”m dijo Arculli, “por lo tanto, el sector bancario se está adelantando a las necesidades de sus clientes; pienso que cuando los clientes lo necesiten estarán allí para proveer sus servicios”,