CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Música

Michael Jackson causó su propia muerte, asegura la defensa del médico

Por cnninvitationsaccount, CNN en Español

Michael Jackson se administró los medicamentos sin la presencia de su médico y murió rápidamente, aseguró la defensa de Conrad Murray en el juicio por homicidio involuntario del cantante.

Jackson «murió tan rápido que ni siquiera tuvo tiempo para cerrar sus ojos», explicó el abogado Ed Chernoff en los argumentos de apertura del juicio.

La estrella del pop era adicta al demerol prescrito por otro doctor y su insomnio se debía en parte a eso, dijo Ed Chernoff.

De acuerdo con el abogado, Jackson le dijo a Murray antes de morir que tenía que tomar el propofol para poder hacer los ensayos para sus próximos conciertos. «Tengo que dormir, tengo que tener un poco de descanso. Cancelarán mis ensayos. Perderé mi actuación», citó Chernoff al cantante.

Conrad Murray abandonó “todos los principios del cuidado médico” mientras atendió a la fallecida estrella del pop Michael Jackson, dijo el fiscal David Walgren este martes en los argumentos de apertura del juicio por homicidio involuntario de Murray.

Murray adquirió grandes cantidades del poderoso anestésico quirúrgico propofol para ayudar a dormir a Jackson, dándole una dosis final del medicamento después de una larga y agitada noche en la que el cantante le rogó que lo ayudara a dormir, de acuerdo con grabaciones reproducidas por los fiscales. Jackson murió el 25 de junio de 2009.

Murray cedió a las demandas de Jackson, no porque fuera la decisión médica correcta, sino porque estaba motivado por un contrato de 150,000 dólares al mes para servir como médico de Jackson, afirmó Walgren.

Entre el 6 de abril de 2009 y el momento de la muerte de Michael Jackson, Murray ordenó suficiente propofol como para dar a Jackson 1,937 miligramos al día, dijo Walgren.

Los fiscales reprodujeron una grabación de una entrevista de Murray con la policía, en la que él dijo que suministró dosis de propofol al artista prácticamente todas las noches durante dos meses.

Nunca le dijo al personal de servicios de emergencia o los médicos de las salas de emergencia que trataron de salvar la vida de Jackson que le había suministrado dosis de propofol, dijo Walgren.

Murray “en varias ocasiones actuó con negligencia grave, repetidamente negando la atención adecuada a su paciente, Michael Jackson, y fueron los actos incompetentes y no calificados repetidos de Murray los que condujeron a la muerte de Michael Jackson”, dijo Walgren a los miembros del jurado.

En un momento durante su declaración, los fiscales reprodujeron parte de una grabación de Jackson realizada en el iPhone de Murray el 10 de mayo de 2009. La grabación parece mostrar a un Jackson drogado, arrastrando las palabras, diciendo que quiere que la gente salga de su espectáculo diciendo: “Él es el artista más grande del mundo”.

Si es declarado culpable de homicidio involuntario, Murray podría pasar cuatro años en una prisión de California y perder su licencia médica.

Los abogados de Murray argumentan que el cantante “estaba involucrado en ciertos actos que acabaron con su propia vida” y que su médico personal no debe ser considerado penalmente responsable de la muerte.

El tan esperado juicio atrajo a la corte tanto a medios de comunicación como a curiosos. Una mujer se precipitó hacia Murray el martes cuando se dirigía a la sala del tribunal, pero fue interceptada por tres guardias que lo custodiaban. La mujer dijo que solo quería hablar con Murray. No estaba claro si estaba detenida, pero ella ya no estaba en el pasillo poco después del incidente.

La madre y el padre de Jackson, sus hermanos Tito, Jermaine y Randy, y sus hermanas La Toya, Janet y Rebe llenaron una fila en la pequeña sala del tribunal de Los Ángeles para la apertura de las declaraciones y las primeras declaraciones de testigos, el martes. No se espera que los tres hijos de Jackson asistan al juicio o den testimonio, según una fuente cercana a su abuela, Katherine Jackson.

Michael Jackson se preparaba para su concierto de regreso a los escenarios This Is It, programado para tener lugar en el O2 Arena de Londres, cuando murió. Los abogados de Murray indicaron el lunes, en una reunión en el despacho del juez, que argumentarían que la presión para estar listo para los 50 espectáculos programados fue demasiada para el cantante.

“Creemos que Michael Jackson ha participado en algunos actos que pusieron fin a su propia vida”, dijo el abogado defensor Ed Chernoff al juez. “Pensamos que estaba desesperado en el momento en que lo hizo”.

La defensa quiere que el juez le permita mostrar al jurado el contrato de Jackson con la promotora de conciertos AEG, que afirman fue la fuente de presión sobre él.

“Hubo algunos problemas con su relación con AEG y sus ensayos, que pueden haber llevado a AEG a hacer presión en esta serie en particular de conciertos en el O2”, dijo Chernoff. “Esto tuvo un efecto tremendo de estrés mental en Michael Jackson e impactó algunas de las decisiones que él tomó.»

El forense de Los Ángeles dictaminó que la muerte de Jackson fue causada por una sobredosis de propofol, en combinación con otros fármacos.

Los fiscales han acusado a Murray, quien se desempeñaba como médico personal y de tiempo completo de Jackson en el momento, de tener un papel en la sobredosis.

Sostienen que Murray utilizó un suero intravenoso para administrar propofol improvisado destinado a ayudar a dormir Jackson, una práctica que sostienen violó el estándar de atención y condujo a la muerte de la estrella del pop.

La defensa dijo en anteriores audiencias que argumentaría que Jackson podría haber autoingerido el propofol, mientras Murray estaba fuera de la habitación.