Una inmigrante ilegal en Tennessee ganó 200.000 dólares en un juicio contra el departamento de policía tras ser detenida por una infracción de tránsito y traslada a la cárcel donde dio a luz en penosas condiciones hace un poco más de 2 años.

Todo ocurrió el 3 de Julio del 2008 cuando Juana Villegas, de origen mexicano, fue arrestada por conducir sin licencia en la ciudad de Berry Hill en el estado de Tennesse.

Y al descubrirse que ella se encontraba ilegalmente en el pais, su caso fue remitido a las autoridades de inmigración quienes la dejaron en libertad días después del parto.

En Agosto un jurado en corte civil federal le otorgó 200.000 dólares luego que ella demandara a la oficina del sheriff por el matrato recibido.

"Independientemente del status migratorio todas las personas tienen ciertos derechos y cuando estos son violados,deben hacerse responsables a las personas que los violaron", aseguró Elliot Ozment abogado de Villegas.