CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Latinoamérica

Un operativo policial saca de la prostitución a más de 200 mujeres en Perú

Por cnninvitationsaccount, CNN en Español

Por María Elena Belaunde

Más de 230 mujeres adultas y 10 diez menores de edad fueron rescatadas de la prostitución un operativo policial entre el viernes y el domingo en prostíbulos y bares clandestinos de Puerto Maldonado, en el sureste de Perú, informó la policía.

En la redada fueron detenidos cuatro hombres acusados de proxenetismo y trata de personas. Además se decomisaron camiones con contrabando de productos alimenticios, así como combustible y madera talada ilegalmente.
El viceministro de Orden Público, Luis Alberto Otárola, que dirigió este mega operativo, dijo a CNN en Español que el objetivo era recuperar el control en zonas consideradas «tierra de nadie».

Más de 400 policías de Cusco y Lima fueron movilizados hasta la capital del departamento de Madre de Dios y sus alrededores, donde la proliferación de campamentos dedicados a la extracción del oro ha fomentado otras actividades ilegales como el proxenetismo, el contrabando de mercancias y el lavado de dinero.

La representante en Perú de Save the Children, Teresa Carpio, estuvo en los campamentos mineros hace unas semanas y dijo estar sorprendida por la cantidad de niñas que ejercían la prostitución.

Según ella, muchas veces las menores son llevadas con engaños y luego quieren quedarse porque con la prostitución consiguen dinero para enviar a sus familias o porque pueden comprar cosas que antes no podían pagar.

«Pero hay otras que quieren escapar pero no pueden porque hay mafias”, señaló Carpio.

Las menores rescatadas están ahora bajo protección del estado, mientras que las mujeres adultas están en albergues donde se someterán a exámenes médicos y luego quedarán en libertad, ya que la prostitución no se considera delito en Perú.

«Existe un protocolo a cargo del Ministerio Público. Lo primero es una asistencia médica, luego viene la asistencia legal. Se está gestionando entiendo, ya en el propio Puerto Maldonado, la colaboración de albergues que puedan alojar a estas personas», agregó el ministro Otárola.