CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

El Departamento de Justicia niega que Holder supiera de «Rápido y Furioso»

Por Juan Andrés Muñoz

Documentos filtrados en el Congreso de Estados Unidos a CNN y otros medios de comunicación parecen demostrar que el secretario de Justicia, Eric Holder, estaba enterado de la controvertida operación «Rápido y Furioso» mucho antes de que lo que había testificado.

En el operativo, agentes de la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés) permitieron la venta ilegal de armas supuestamente destinadas a los narcotraficantes mexicanos desde tiendas de armas en Phoenix, Arizona.

El objetivo era rastrear a los vendedores y compradores, pero el operativo generó gran controversia al encontrarse armas procedentes del programa en escenas de crímenes a ambos lados de la frontera. Funcionarios de ambos países atacaron el programa por considerarlo un fracaso que agravó el problema de tráfico de armas entre ambos países. La pregunta sobre quién estaba enterado del programa y cuándo ha sido una de las principales interrogantes de los críticos.

Un alto funcionario del Departamento de Justicia negó que Holder hubiera mentido en su testimonio ante una audiencia en el Senado en marzo y desmintió un informe de la cadena CBS según el cual hay documentos que atestiguan que Holder supo de la operación en 2010, meses antes de lo que dijo ante el senado.

En un memorándum con fecha de 5 de julio de 2010, enviado a Holder por el director del Centro Nacional de Inteligencia sobre Drogas, menciona la operación «Rápido y Furioso», aunque no parece mencionar las polémicas tácticas usadas en la operación.

El 10 de marzo de este año, Holder le dijo a la senadora republicana de Texas Kay Bailey Hutchison que se había enterado recientemente de «preocupaciones» en torno al programa.

publicidad

«Es cierto que agentes de la ATF han expresado preocupación sobre la forma en que se realizó esta operación y me tomo muy en serio esas denuncias, esas preocupaciones, y pedí al inspector general que llegue al fondo», dijo entonces Holder.

En una audiencia el 3 de mayo, el legislador republicano de California, Darrell Issa, tocó el tema del programa con el secretario de Justicia.

«¿Cuándo supo por primera vez, oficialmente, del programa llamado Rápido y Furioso? ¿En qué fecha, que usted recuerde?», le preguntó Issa.

«No estoy seguro de la fecha exacta pero probablemente escuché por primera vez de la Operación Rápido y Furioso en las últimas semanas», testificó Holder.

El Departamento de Justicia insiste en que Holder ha sido coherente con su afirmación de que no conocía detalles de la operación.

«El secretario de Justicia ha dicho una y otra vez que se enteró de las tácticas este año y cuando se enteró pidió al inspector general que lo investigara», declaró un alto funcionario de Justicia.

Agregó que los documentos filtrados son fragmentos de breves titulares que recibe diariamente Holder y no informes extensos sobre temas concretos.

El escándalo estalló en diciembre cuando fue asesinado el agente fronterizo Bryan Terry y se encontraron dos armas procedentes de «Rápido y Furioso» en el lugar del crimen.

El tema también indignó en México, que vio justificadas sus afirmaciones de que Estados Unidos se queja del tráfico de drogas hacia el norte pero hace poco por controlar el flujo de armas hacia el sur.

El Inspector General del Departamento de Justicia y la Comisión de Asuntos Gubernamentales de la Cámara de Representantes investigan por separado el tema, y se espera que la investigación dure varios meses.

(Jim Barnett y Deirdre Walsh contribuyeron con este informe)