CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Los indignados de Wall Street visitarán las mansiones de los ricos de Nueva York

Por CNN en Español

Integrantes del movimiento Ocupa Wall Street dejarán el bajo Manhattan este martes y se moverán a zonas residenciales, informaron los organizadores.

Esta tarde se llevará a cabo una marcha en la que pasarán por las residencias de “gente bien” como, el director ejecutivo de JP Morgan Chase, Jamie Dimen; el multimillonario David Koch, y el director ejecutivo de News Corp, Rupert Murdoch.

Durante las casi cuatro semanas de protestas, los manifestantes no se han alejado demasiado del centro, donde han establecido una especie de base en el parque Zucotti.

Los manifestantes planean tomar el metro hasta la calle 59, cerca de Central Park, donde comenzarán la marcha después del mediodía, según los organizadores. No está claro cuántas personas participarán.

El lunes, el magnate del hip-hop, Russell Simmons, la estrella musical Kanye West, y el reverendo Al Sharpton, se sumaron a la causa del movimiento OcupaWall Street.

Sus visitas al campamento ocurrieron mientras el movimiento sigue teniendo eco de costa a costa para expresar sentimientos sobre diversos temas, uno de los más frecuentes es los que los manifestantes describen cómo la codicia de las corporaciones, su ineptitud y el poder excesivo que ejercen los más ricos en Estados Unidos.

“Hoy estamos aquí porque coincidimos en que el 1% no debería estar controlando la riqueza del país”, djio Sharpton su programa radial transmitido a nivel nacional. “Estos manifestantes son gente común y corriente que trata de alimentar a sus familias, tratan de pagar su renta e hipotecas, tratan de sobrevivir”.

La policía en Boston arrestó a cerca de 60 personas asociadas con los manifestantes este lunes y el martes temprano, informó Elaine Driscoll, del Departamento de Policía de Boston.

Los manifestantes han ocupado la plaza Dewey en el centro de Boston, pero se expandieron al vecindario Rose Fitzgerald Kennedy Greenway el lunes por la noche. Las autoridades les dieron hasta las 01:30 (local) para regresar a la plaza Dewey. Quienes no lo hicieron fueron arrestados.

El movimiento nacional ha sido en su mayoría pacífico, aunque ha habido algunos enfrentamientos con policías, y se han dado arrestos, en particular en Nueva York y Washington. También ha provocado un ferviente debate público, en el que también participan los políticos. Los demócratas han mostrado su simpatía por las preocupaciones de los manifestantes, mientras que muchos republicanos, entre ellos los candidatos presidenciales Herman Cain y Newt Gingrich, han descrito las manifestaciones como una “lucha de clases”.

El alcalde de Nueva York, Bloomberg, independiente, apareció el lunes para suavizar la postura sobre las protestas.

El viernes dijo en la radio WOR que algunos manifestantes estaban “tratando de destruir empleos de la gente trabajadora de la ciudad” y sugirió que era una cuestión de tiempo para que las autoridades pusieran fin a la ocupación del parque Zucotti. Sin embargo, al hablar con WCBS, afiliada de CNN, dijo que la ciudad planeaba permitir a los manifestantes permanecer de forma indefinida.

“La conclusión es que la gente quiere expresarse, mientras obedezcan las leyes, se los permitiremos”, dijo.

El movimiento muestra pocas señales de disminuir. Las marchas se han reproducido en numerosas ciudades y poblaciones en días recientes y hay planeadas más.

Eso incluye una “acción contra los bancos”, que el movimiento Ocupa Wall Street en Nueva York convocó en su página de Facebook para el sábado.

“Los bancos no tomarán más nuestras casas. Los bancos no robarán a los estudiantes de nuestro futuro. No destruirán más el medio ambiente. No financiarán más la miseria de la guerra. No causarán más desempleo masivo. Y no se beneficiarán más de una crisis económica sin encontrar resistencia”, según el mensaje publicado este lunes.

En él se pide a la gente “ir a las sucursales locales del Bank of America, Wells Fargo o Chase (una marca) y dejarles saber que no se les permitirá hacer más negocios como hasta ahora”.

“Nosotros. Ocuparemos. Todas partes”, terminaba el mensaje.