Los candidatos presidenciales republicanos participan en el debate de Hanover, Nueva Hampshire, del martes.

Por Jacobo Goldstein

Nota del editor: Jacobo Goldstein es analista y político y ex corresponsal de CNN en Español Radio en la Casa Blanca.

Las cosas se están poniendo al rojo vivo en la batalla por la nominación presidencial del Partido Republicano, donde cada tanto vemos cambios entre quiénes son los favoritos y los que van descendiendo en popularidad.

Varias importantes encuestas traen al empresario afro-estadounidense de Georgia, Herman Cain, en los primeros lugares de los sondeos. Una encuesta de NBC y el Wall Street Journal muestra a Cain por delante de Mitt Romney, 27% a 23%, mientras que Rick Perry ocupa el tercer lugar con 16% y Ron Paul aparece con 13%.

El sondeo de PPP muestra a Cain con 30%, Romney con 22%, Newt Gingrich saca 15% mientras que Perry aparece en cuarto lugar con el 14%. La encuesta AP/IPSOS  muestra una ventaja de Mitt Romney sobre Cain de 23% a 19 %, uno de los tantos sondeos que muestra que el empresario de Georgia va en segundo lugar.

Herman Cain pasa por un buen momento en las encuestas de opinión pública dentro de las filas de su partido y está dando la gran pelea a Mitt Romney, mientras que Rick Perry, quien hace apenas cuatro semanas llevaba el primer lugar en las preferencia, ha ido descendiendo.

La pelea entre los precandidatos republicanos está cada vez más reñida entre Cain y Romney, pero el sondeo de NBC y el Wall Street Journal indica que, si las elecciones presidenciales se celebraran en estos días, Barack Obama vencería cómodamente tanto a Cain como a Perry pero lograría un empate técnico con Romney.

Mientras los republicanos se atacan entre sí, el presidente Obama, que aún no tiene rival alguno dentro de su partido que le quiera quitar la nominación presidencial demócrata, sigue recaudando fondos para su campaña. La tesorería a cargo anunció que han reunido más de 70 millones de dólares en el último trimestre, mucho menos de los mil millones de doláres que el mandatario espera reunir para el próximo año.

(Las opiniones expresadas en este artículo corresponden exclusivamente a Jacobo Goldstein)