No hay evidencia de que una explosión haya derribado el helicóptero de Blake Mora

(CNN) – La tragedia aérea donde murieron el ministro del Interior, José Francisco Blake Mora y otras siete personas que iban a bordo de un helicóptero no muestra evidencia de una explosión, dijo un funcionario mexicano el sábado. "En las investigaciones preliminares y tras el contacto visual del lugar del accidente, los restos de la aeronave no muestran ningún tipo de daño causado por una explosión o un incendio", dijo Dionisio Pérez-Jácome, ministro de comunicación y transporte.

"Vale la pena mencionar que de acuerdo con la información disponible hasta este momento, se puede establecer que al momento del incidente había capas de nubes y visibilidad reducida", dijo Pérez-Jácome.

El anuncio se hizo en medio día del duelo nacional por los ocho funcionarios que murieron de manera trágica en una zona rural al sur de la Ciudad de México. El presidente Felipe Calderón y su esposa acudieron a un funeral público en Ciudad de México el sábado por la tarde.

Los ocho ataúdes fueron cubiertos con la bandera mexicana en Campo Militar Marte, donde Calderón encabezó una ceremonia y les fueron entregadas fotos y pertenencias de las víctimas a sus respectivas familias. Una banda militar interpretó los cantos fúnebres.

"Aquí, en la tierra, su ejemplo y su memoria perdurarán para siempre", dijo Calderón a los dolientes durante la ceremonia.

El piloto cambió de ruta

Por otro lado, Rodolfo Olivares Castro, director general adjunto de Tránsito Aéreo de la Secretaría de Comunicación y Transportes, dijo que las primeras investigaciones sobre la caída del helicóptero indican que el piloto pudo cambiar la ruta original para evitar la neblina. “Presumiblemente el piloto buscaba terreno más bajo”, explicó este domingo durante una rueda de prensa.

El vuelo se realizó bajo las reglas de un vuelo visual, lo que significa que la tripulación debe mantener contacto visual con referentes en tierra, como ríos, carreteras, veredas, entre otros. En estos casos, el piloto puede decidir cambiar de ruta si las condiciones meteorológicas no son favorables, detalló Olivares.

Cuando el helicóptero Súper Puma AS332 despegó del Campo Militar en la Ciudad de México a las 8:45 horas (local) había las condiciones de visibilidad mínimas necesarias para el vuelo, según los reportes meteorológicos analizados hasta el momento agregó Olivares.

La tripulación tenía previsto realizar la ruta habitual entre la Ciudad de México y Cuernavaca, Morelos, pero el piloto giró inesperadamente a la altura del Estadio Azteca hacia el sureste.