La madre de Ashley, joven que anunció su suicidio por Twitter, culpa a las autoridades

(CNN) — La madre de Ashley Billasano, una joven texana de 18 años que se suicidó después de enviar más de 140 tuits en los que detalló años de abuso sexual, se manifestó el martes, culpando a la aplicación de la ley por la pérdida de su hija.

“Se dio por vencida. Sintió como si nunca nada fuera a ocurrir, como si nunca nadie le fuera a creer”, comentó la madre de Billasano, Tiffany Ruiz Leskinen, a Brooke Baldwin de CNN.

Antes de quitarse la vida la semana pasada, la adolescente se desahogó a través de Twitter. Ashley envió 144 mensajes en seis horas, mencionando acusaciones de abuso sexual, el dolor que le provocó y su larga lucha por recibir justicia.

El martes ya se habían retirado los mensajes por Twitter de Billasano.

"Ella se rindió. Sintió que la trataban como si fuera quien estuviera bajo investigación en lugar de ser la víctima. Sintió que eran verdaderamente insensibles a lo que había pasado”, dijo, refiriéndose a los agentes que trabajan el caso. “Dicen que hicieron lo que pudieron para protegerla, pero la dejaron de nuevo en la casa donde fue abusada”. Cuando murió Billasano, no vivía con su madre.

Sin embargo, Dayna Blazey, asistente del fiscal de distrito en la oficina de la fiscalía del condado de Travis, defendió el manejo de la investigación por parte de las autoridades. Comentó a Baldwin, de CNN, que no tenía conocimiento de que alguien en su jurisdicción dijera que el caso penal que involucra como víctima a Billasano no lo estuvieran persiguiendo.

“El caso todavía sigue abierto; todavía está por resolverse. En este punto, lo que debemos hacer es volver atrás y mirar la evidencia que tenemos en este caso, en el entendido de que Ashley no va a estar disponible para testificar”, comentó Blazey. “Nuestro sentir está con Ashley y su familia”.

Del mismo modo, el Servicio de Protección Infantil de Texas dijo que estaba investigando el caso de Billasano. “A principios de año, el Servicios de Protección Infantil (CPI) llevó a cabo una exhaustiva investigación de cinco meses, entrevistando a 11 personas que creemos podrían haber tenido información relevante por compartirnos. Como resultado de esa investigación, no hemos podido confirmar que ocurrió el abuso”, manifestó en un comunicado el portavoz Patrick Crimmins.

“No obstante, dada la muerte de Ashley, tomamos una segunda revisión al caso y nuestro objetivo será garantizar que todos los niños que permanecen en casa estén libre de abusos”, dijo, confirmando que su muerte fue un suicidio.

El martes, la madre de Billasano describió a su hija como una chica hermosa, extrovertida y cariñosa. “De verdad era buena y tenaz. Sabía lo que quería de la vida”, dijo Ruiz Leskinen. Dijo que su hija había lidiado con bullying y bulimia, y que durante años sufrió abuso sexual por parte de un hombre que “se suponía que era quien la protegía”. Antes de su torrente de mensajes en Twitter, Billasano había batallado sobre hablar del abuso que padecía, dijo su madre, en parte porque temía que nadie le creyera.

Poco antes de suicidarse, Billasano emitió un mensaje a cualquiera que viese su cuenta de Twitter, de acuerdo con el Houston Chronicle.

“Esa es la historia sobre cómo llegué a ser quien soy”, escribió, según informó el periódico. “Bueno, la versión resumida. Me encantaría escuchar lo que tienen que decir. Pero no estaré”.

El martes ya habían sido removidos todos los mensajes de la cuenta de Twitter de Billasano.