Óscar Ortega-Hernández acusado de intentar asesinar al presidente Obama

(CNN) - Un hombre de Idaho de origen hispano, que según quienes lo conocen odia al presidente Barack Obama, fue procesado este jueves acusado de intentar asesinar al mandatario en un tiroteo junto a la Casa Blanca, dijeron las autoridades federales.

Oscar Ramiro Ortega-Hernández, de 21 años, fue acusado de disparar el viernes contra la Casa Blanca. Algunas de las balas alcanzaron el edificio cerca de la zona donde viven Obama y su familia, según la demanda divulgada tras la comparecencia del sospechoso este jueves.

Una de las balas impactó en un cristal blindado del edificio y otra fue encontrada en el exterior de la Casa Blanca, según el Servicio Secreto.

Ortega-Hernández enfrenta cargos de intento de asesinato, según el fiscal Jimmy Kitchen en la primera audiencia con el sospechoso en Pittsburgh. El máximo castigo que podría recibir por ello sería la cadena perpetua y una multa de 250.000 dólares.

En la breve comparecencia, Ortega-Hernández habló una vez, respondiendo "sí señora", cuando la magistrada Cynthia Eddy le preguntó si entendía lo que había dicho su defensor federal en su nombre.

Eddy aceptó el pedido de la fiscalía de que Ortega-Hernández permanezca detenido. Por su parte, el acusado acordó ser extraditado al Distrito de Columbia.

El gobierno accedió a no procesar formalmente al acusado hasta su transferencia, dijo el defensor federal Christopher Brown. Todavía se desconoce cuándo ocurriría la transferencia, pero se espera que se produzca en los próximos días.

El documento de la demanda indica que la noche del 11 de noviembre, dos testigos vieron cómo se efectuaban disparos hacia la Casa Blanca desde la ventana de un coche en Constitution Avenue. La matrícula del coche estaba registrada a nombre de Ortega-Hernández.

Otro testigo vio a un hombre huir del mismo vehículo a escasa distancia del lugar, agregó el documento. En el vehículo, la policía encontró un fusil del mismo calibre de los casquillos hallados en la Casa Blanca, añadió.

Una fuente policial dijo a CNN el jueves que, según el rastreo del arma, el fusil no fue comprado por Ortega-Hernández.

El agente, que no estaba autorizado para hablar sobre la investigación en curso, no dio más información sobre el arma.

Según conocidos del sospechoso citados en la demanda, Ortega-Hernández consideraba a Obama la causa de sus problemas y se refería a él en ocasiones como el "Anti-Cristo" y el demonio.