La ciudad de Windsor, Canadá, reporta su primer homicidio en dos años

(CNN) — A sus 60 años, Arnold Blaine solo ha conocido dos personas que han tenido una pistola: a un cazador y al propietario de un club nocturno.

“Ni siquiera tenemos tiendas donde vendan armas”, dice el propietario de un negocio, originario de Windsor, Ontario.

La falta de pistolas es uno de los tres factores que la policía de la ciudad, al otro lado del río de Detroit, menciona con relación a la baja tasa de homicidios. El promedio en 25 años es de 5.24 por año.

El jueves pasado, Windsor reportó su primer homicidio desde finales de septiembre de 2009. Un hombre de 30 años enfrenta cargos por apuñalar a un conocido de 40 años. La policía sigue en busca del arma y no se cree que el asesinato esté relacionado con las drogas, dijo el vocero Brett Corey.

En Detroit, hogar de cerca de 713,000 personas el año pasado, ocurre al menos un homicidio por día.

La gente de la ciudad de cerca de 215,000  habitantes tiene un dicho, comentó el viernes por la tarde Blaine: “En Windsor, cuando asaltan un 7-Eleven, normalmente lo hacen con un cuchillo. En Detroit, lo hacen con un Uzi”.

No es que no exista el crimen en Windsor, una ciudad industrial que ha visto sus propios desafíos económicos. "No somos diferentes a cualquier otra área metropolitana", dijo el sargento Corey.

Mencionó delitos contra la propiedad, abusos sexuales e incidentes de allanamiento de morada; también hay algo de actividad pandillera.

Pero él y Blaine en general consideran a Windsor una ciudad segura.

El vacío en homicidios de 26 meses se debe a varios factores, incluido un distinguido servicio médico para atender emergencias.

“El elemento de la fortuna es otro factor”, dijo Corey. “Hemos tenido graves ataques con armas que podrían haber derivado en cualquier situación”.

La unidad de investigación del departamento ha apuntado a drogas y armas.

"Hemos asignado una buena cantidad de policías aquí”, dijo Corey. “Nos concentramos en el tráfico de drogas en la ciudad. En donde hay drogas, hay armas”.

A diferencia de EU, Canadá tiene leyes federales sobre propiedad de armas muy estrictas.

"Aquí puedes tener un arma de fuego si para ello existe un propósito", dijo el vocero de la policía. “El principal propósito es para la diana y para deportes de tiro”.

Muchas armas ilícitas destinadas a otras ciudades canadienses, incluyendo Toronto, pasan por esta ciudad fronteriza. La mayoría son hechas en los EU, dice el policía de Windsor.

“Lo que hallamos es que esas armas a menudo traen borrados los números de serie”, dijo Corey. “Hace que sea muy difícil el rastrearlas”.

Según el FBI, Detroit tuvo 310 homicidios en el 2010, un caída respecto a 2009. El sitio de internet del Departamento de Policía señala que en el 2010 el número fue de 268, pero reconoce que en el 2011 los números serán mayores. A principios de esta semana, estaba en 309, según la página.

CNN no pudo contactar el viernes a las personas indicadas del Departamento de Policía en Detroit para hablar sobre los esfuerzos en la lucha contra el crimen.

Según WDVI, afiliada a CNN, este mes el alcalde Dave Bing habló sobre el repunte en los asesinatos.

“Tenemos avances en seguridad pública. En general, los delitos están en más de 10% a la baja”, dijo Bing. “Sin embargo, el alza más importante, de casi 20% respecto del año anterior, es la de la pérdida de vidas por homicidios. Es una epidemia y debemos hacer más para mantener a salvo a la gente”.

La ciudad se ha centrado en delitos violentos y en operaciones relacionadas con las drogas, comentó.

Todos los días, estadounidenses y canadienses cruzan el Puente Embajador sobre el Río Detroit, el cruce fronterizo más transitado entre ambos países.

Mientras que los criminales lo utilizan para llevar drogas o armas, la mayoría de las personas lo cruzan para trabajar, esparcimiento u otras razones.

Blaine, que dirige un establecimiento de zapatos para niños en el sector comercial de Otawwa Street, en Windsor, tiene boletos para la temporada del equipo profesional de hockey de Detroit, los Alas Rojas.

Dijo que se siente muy a gusto de pasar el tiempo en una franja del centro de Detroit.

“Detroit tiene algunas zonas hermosas”, comentó Blaine. “Hay partes en Detroit que son una zona de guerra”.

Los habitantes de Windsor saben qué zonas de Detroit evitar, comentó Blaine. “Estás atento. Sabes cómo son los problemas”.

Los canadienses pagan impuestos más altos sobre la propiedad, educación e ingreso que en los EU, aseguró Blaine. “Cuesta más vivir en Canadá”.

Windsor, aunque tiene zonas de bajos ingresos, no tiene barrios miserables, comentó. Un sistema de bienestar social está diseñado para  “evitar que la gente caiga a los barrios bajos”.

Y cuando se trata de posesión de armas, aseguró Blaine, los canadienses están dispuestos a sacrificar algunas libertades para sentirse seguros.