CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Los votantes en Egipto acudieron por segundo día consecutivo a las urnas

Por cnninvitationsaccount, CNN en Español

El Cairo (CNN) – Deleitándose de su oportunidad de votar en la era post Mubarak, los egipcios fueron a las urnas este martes por segundo día durante las elecciones parlamentarias del país.

El voto de esta semana marca la primera vez que algunos egipcios, jóvenes y viejos, han votado. Los ciudadanos eligen a miembros de la Cámara Baja, que redactará una nueva constitución.

La Bolsa de Valores de Egipto abrió con ganancias este martes y vio una ola sin precedente de compra de acciones en medio de la relativa calma de las elecciones.

El dirigente del comité de elecciones prometió un proceso de votación sencillo este martes luego de problemas de logística y actos de campaña ilegales en algunos puestos de votación de algunas áreas este lunes. Los electores se quejaron de que los centros de votación abrieron tarde, y de que la llegada de las boletas también tuvo retrasos.

La televisión estatal reportó que 25 personas fueron heridas en hechos violentos relacionados con la elección. Funcionarios electorales anunciaron que recibieron 964 quejas, y que 579 de ellas fueron procesadas, agregó la televisión estatal.

Muchos votantes expresaron su júbilo por lo que consideran es la oportunidad de ayudar a construir un nuevo Egipto luego de la revuelta popular que derrocó al régimen de 30 años de Hosni Mubarak.

“Antes, siempre había fraude. Ahora, y puedo estar mal, creo que mi voto contará”, dijo Mohamed Rida’a Mohamed Abdulla, en un centro de votación en El Cairo.

publicidad

Algunas áreas de votación fueron divididas por género, con líneas para hombres y mujeres que daban vuelta a edificios.

“Esto es un despertar”, dijo una mujer, sonriendo, en un centro de votación de El Cairo. “Estoy muy feliz y siento que incluso cuando veo a mujeres adultas que apenas pueden caminar, me hace sentir que realmente Egipto está reviviendo”.

Existe preocupación para las mujeres egipcias, de que si los islamistas ganan una mayoría en la Cámara Baja, sus esperanzas de una vida más liberal serán apagadas.

Las elecciones en la Cámara Baja se realizarán en tres etapas, con base en la geografía del país. La última de ellas ocurrirá en enero próximo. En tanto, las elecciones de la Cámara Alta se realizarán entre enero y marzo.

Egipto tiene decenas de partidos políticos y miles de candidatos independientes a elegir. Una de las organizaciones más grandes del país, el una vez vetado partido de la Hermandad Musulmana, obtendría buenos resultados, según proyecciones.

La elección presidencial se realizará en junio, de acuerdo con el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, el cuerpo gobernante. Los líderes militares han dicho que transferirán el poder a un nuevo gobierno una vez que éste sea elegido, pero muchos egipcios no creen en el consejo y temen que el Ejército se aferre al poder.

En las pasadas dos semanas, al menos 42 personas murieron en enfrentamientos luego de que los manifestantes llamaran a un inmediato fin del régimen militar. Otras 3,250 personas fueron heridas, de acuerdo con el ministerio de Salud.

Algunos egipcios expresaron su escepticismo e inclusive boicotearon la votación de este lunes.

“No hay forma de saber si el poder judicial es independientes, por lo que no hay forma de probar que la elección será libre y justa”, dijo Amr Hamzawy, un tendero de 32 años.

A pesar de las masas que acudieron a los centros de votación, algunos permanecen cautelosos sobre cuándo evolucionará Egipto luego de un ciclo electoral.

“No vamos a cambiar en un mes, o en un año, o en cinco años. Tomará tiempo para cambiar de un sistema a otro”, dijo una mujer en las calles de El Cairo. “Hemos tenido este sistema por los pasados 30 años, y no es como un botón que apretamos y que cambia todo”.

Ben Wedeman, Ivan Watson, Leone Lakhani y Jim Clancy de CNN, así como los periodistas Mohamed Fadel Fahmy y Ian Lee contribuyeron con este reporte.