CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Electores en Egipto rompen récord de asistencia a las urnas de votación

Por cnninvitationsaccount, CNN en Español

El Cairo (CNN) — Más de ocho millones de egipcios o el 62% de los ciudadanos que pueden votar, emitieron su voto en Egipto en esta primera ronda de elecciones parlamentarias. El porcentaje más alto en la historia del país, según las autoridades electorales.

Los egipcios están esperando los resultados de los comicios que tuvieron lugar el lunes y martes pasado, en la primera elección desde que en febrero pasado dejó el poder el presidente Hosni Mubarak; la votación que podría catapultar a los islamistas a las principales funciones gubernamentales.

El fallo del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas espera que los resultados se publiquen este viernes o sábado próximo. El salafista Al Noor, un grupo de musulmanes de línea dura, y la Hermandad Musulmana, una entidad más moderada, aseguran que tienen ventaja.

Si esto se confirma, su éxito sería el último de los partidos islamistas en el norte de África y Medio Oriente, donde el descontento popular y los vientos de cambio se arremolinan este año.

Los islamistas moderados también ganaron las elecciones en Marruecos y Túnez recientemente. La Justicia de Turquía y el Partido de Desarrollo retuvieron el poder en las elecciones en ese país la pasada primavera. El gobierno secular de Turquía, de mayoría musulmana, es visto como un modelo moderno de la democracia en la región.

Los egipcios votaron el lunes y el martes pasados, el primer proceso de varios pasos para escoger a los miembros de la Cámara baja del Parlamento. Estos comicios están programados para realizarse en tres etapas, según la geografía del país. La última de las tres etapas tendrá lugar en enero.

Las elecciones de la Cámara alta se realizarán entre enero y marzo del próximo año.

publicidad

La votación presidencial se celebrará en junio, según la Junta Militar. Los líderes militares han dicho que entregarán el poder a un nuevo gobierno cuando este sea electo, pero muchos egipcios dicen desconfiar del consejo y tener miedo a que los militares se aferren al poder.

La Hermandad Musulmana fue fundada en 1928 y ha sido la construcción de una base de apoyo, a pesar de que fue prohibida durante la era Mubarak.

Algunos observadores piensan que la Hermandad alberga una agenda antioccidental y totalitaria a pesar de que predica la moderación y la democracia en público.

Pero el movimiento está muy arraigado en la corriente principal política egipcia. Sus líderes no parecen ser muy fanáticos. La mayoría son de alto nivel —médicos, abogados, ingenieros, profesores y hombres de negocios— y provienen de una sólida clase media.

El salafista Al Noor fue el primer grupo en registrarse como partido político en Egipto. Los salafistas son conservadores puristas religiosos y han sido acusados ​​de avivar la violencia sectaria contra la minoría cristiana de Egipto, y de conspirar para socavar la democracia en ciernes del país.

La nueva etapa política

Kamal Ganzouri, quien la semana pasada volvió a tomar el puesto de primer ministro en el que estuvo de 1996 a 1999, anunció los detalles de sus planes para un nuevo gobierno el jueves pasado.

El gobierno contará con dos ministros que estaban en su lugar antes de la revolución que derrocó a Mubarak en febrero, ocho de 10 ministros del gobierno de Esam Sharaf, quien fue el primer ministro hasta que él y su gobierno renunciaron hace dos semanas, y los ministros que Ganzouri designe. «Yo busco nombrar a tres jóvenes y dos mujeres en el próximo gabinete», agregó.

Un consejo asesor de 30 figuras políticas fue creado para reunirse con el Consejo Superior por lo menos una vez al mes para consultas, dijo un portavoz de las fuerzas armadas. Entre ellos se encuentran los candidatos presidenciales Amr Moussa y Mohamed Selim El-Awa, dijo el portavoz.