CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tecnología

Apple sorprende con su «Grand Store» en la estación central de Nueva York

Por CNN en Español

(CNN) — Este viernes, cuando Apple dé a conocer su nueva tienda, los neoyorquinos tendrán un primer vistazo de la arquitectura clásica con una tienda minorista de computadoras y otros gadgets dentro de la terminal Grand Central.

Detrás de la fachada negra temporal, que durante semanas ostentó letreros de “llegará pronto”, Apple estuvo negociando agresiva y sigilosamente con los contratistas y las agencias del gobierno para asegurar rápidamente un trato favorable. La Apple Store de Grand Central es sólo una de las varias tiendas de alto perfil que la empresa prepara con su característico anonimato.

Las entrevistas con casi dos docenas de personas que participan en el desarrollo de las próximas tiendas y de las más recientes en Estados Unidos incluyen la de la terminal Grand Central, ofrecen una visión a la inusual cautela de Apple en su forma de hacer negocios. Estas personas dicen que Apple algunas veces emplea tácticas legales poco comunes, se niega a dar su nombre en los documentos públicos y en las audiencias y hace que los funcionarios del gobierno de la ciudad prometan guardar el secreto.

Las astutas tácticas de Apple para negociar son muy conocidas en otras áreas de su negocio. Los acuerdos de confidencialidad se hacen cumplir estrictamente con los empleados, contratistas y socios, y el castigo por la deslealtad es rápido e implacable.

Por ejemplo, pueden despedir a los empleados que filtran memorandos internos tan pronto los descubren. Cuando los prototipos del iPhone se perdieron en bares durante dos años consecutivos, la policía registró las casas de las personas de quienes sospechaba que los tenían.

Sin embargo, las cadenas minoristas, especialmente las que venden artículos electrónicos, no se asocian normalmente con la polémica. Y los ejecutivos de la industria de ventas al detalle dicen que las demandas de Apple de mantener un secreto absoluto en el proceso de desarrollo de las tiendas es algo peculiar y sin justificación.

publicidad

Una portavoz de Apple se negó a dar comentarios para este artículo.

‘Apple no es una empresa típica’

Mientras crecía el rumor sobre el trabajo de la Apple Store de Grand Central, el Consejo de la Autoridad de Transporte Metropolitano de Nueva York (MTA por sus siglas en inglés), que controla la estación, rechazó muchas solicitudes de entrevistas, incluso meses después de que se dio a conocer la tienda en una reunión pública en julio. El autor de una editorial publicada en agosto en el diario The New York Times lamentó que obtener cualquier detalle sobre el proyecto era “como intentar descubrir un secreto de Estado”.

Cuando CNN localizó vía telefónica en octubre a la portavoz de MTA, Marjorie Anders, ella dio como respuesta a una pregunta sobre la Apple Store próxima a inaugurarse, “no hablamos de eso”. ¿Por qué?; “Porque Apple no quiere que lo hagamos”.

¿Esto es normal?

“No, pero Apple no es (una empresa) típica”, dijo Anders. A las preguntas siguientes, dijo que CNN necesitaría presentar una solicitud formal de Libertad de Información, un proceso gubernamental que puede tomar meses para obtener los documentos.

Grand Central es un lugar histórico, lo que significa que cada proyecto debe pasar a través de un proceso de aprobación. Apple le pidió a sus arquitectos que negociaran directamente con la Oficina de Preservación Histórica del Estado de Nueva York —un papel que se supone que debe realizar la MTA— para que el proceso se completara rápidamente, dijo Beth Cumming, directora de la Oficina de Preservación Histórica del Estado de Nueva York.

Maniobras similares se utilizan en otras tiendas. Los funcionarios en Berkley, California, desviaron las preguntas sobre la Apple Store a la división de los registros públicos de la ciudad. Ofrecieron dos breves informes, y en uno no se incluía el nombre de Apple.

“Por lo general no hablamos de nuestros clientes”, dijo la portavoz de Berkley, Mary Kay Clunies-Ross en una entrevista telefónica, en septiembre. “Obviamente estamos encantados de que Apple esté aquí y esperamos que se queden por mucho tiempo”.

En un centro comercial de Bellevue, un suburbio de Seattle, Washington, en donde Apple ya tiene una tienda, la empresa de computación abrirá una nueva en el piso superior, donde solía haber tiendas de ropa y joyerías, de acuerdo con documentos públicos.

La actual Apple Store está cerca de la tienda Microsoft, que abrió el año pasado y tiene más espacio de piso. Continuando con su juego de superioridad, la nueva Apple Store es aún más grande, y desde el balcón de enfrente, los clientes pueden mirar hacia abajo a la tienda de Microsoft.

Hay rumores sobre esta creciente batalla a tan sólo unos kilómetros de la matriz de Microsoft, pero la gente que participa en el proyecto no está autorizada para hablar públicamente sobre el tema. Jennifer Leavitt, ejecutiva de Kemper Development Company, la desarrolladora del centro comercial Bellevue Collection, no quiso hacer comentarios.

La misteriosa barricada negra alrededor del perímetro más grande del punto de venta sólo dice que la nueva tienda llegará en primavera del próximo año.