Nordine Amrani no dejó explicación del motivo de su ataque en Bélgica

LIEJA, Bélgica (CNN) — El hombre que atacó con granadas y armas en la ciudad belga de Lieja no dejó ninguna explicación acerca de por qué lo hizo, dijeron las autoridades este miércoles.

Hubo al menos 127 víctimas del ataque, con cinco muertos más por el pistolero, según el fiscal Reynders Danielle.

Nordine Amrani, el sospechoso de 33 años de edad, se suicidó al final de los disparos. Las autoridades descartaron que se trate de un caso de terrorismo, y agregaron que Amrani actuó solo.

Después de la masacre en Bélgica, la policía encontró a una mujer muerta en la casa de Amrani, informó un portavoz de la policía local este miércoles. La mujer trabajaba como limpiadora y el sospechoso la mató antes del ataque en la plaza, agregó.

Entre las otras víctimas se encuentra un bebé de 23 meses de edad, quien murió en un hospital la noche de este martes tras ser herido en el ataque, cerca de un mercado en una plaza de centro de la ciudad, reportó Katrin Delcourt, una portavoz del gobernador provincial.

Dos adolescentes, de entre 15 y 17 años, y una mujer de 75 años, también fueron asesinados, dijo el fiscal.

Unas 52 personas fueron atendidas por lesiones en un hospital instalado cerca de la escena, mencionó el fiscal, mientras que otros se fueron a los hospitales de la zona.

Amrani salió de su casa este martes con una pistola, un rifle semiautomático y las granadas en la bolsa, dijo Reynders. Él lanzó tres granadas y disparó sus armas de fuego desde un tejado en la concurrida plaza de San Lamberto.

La policía le había pedido al atacante, quien había sido condenado previamente por delitos con drogas y armas, asistir a una entrevista para una investigación en curso, dijo el fiscal. Nunca había sido acusado de delitos de terrorismo, pero tenía una denuncia por una serie de delitos sexuales.

Amrani estaba en libertad condicional, dijo el portavoz del gobernador provincial, pero no dio detalles de la investigación policial.

Una de las armas que tenía, un fusil automático ligero, es un arma estándar en el ejército belga, agregó Delcourt.

Una fuente de seguridad belga, que ha sido informado sobre la investigación, pero no quiso ser identificado porque no estaba autorizado a hablar con los medios de comunicación, dijo que la reunión de la policía con Amrani de este martes era por sospecha de violación.

Amrani estaba en un balcón elevado sobre la plaza, cuando comenzó a disparar y lanzar granadas hacia abajo en la multitud, antes de pegarse un tiro en la cabeza con el revólver, señaló la fuente.

Anteriormente estuvo en la cárcel por cargos de drogas y armas para el crimen organizado después de que fue capturado con el cultivo de "varios miles" de plantas de cannabis, dijo la fuente.

Las autoridades realizarán una autopsia, en parte, para ver si estaba bajo influencia de drogas durante el ataque, que ha conmocionado al país y a su servicio de seguridad, dijo la fuente.

La fuente dijo que las autoridades no han encontrado vínculos con el terrorismo islamista.

Kevin Hauzeur, residente de Lieja, dijo que se agachó para cubrirse cuando escuchó un "gran explosión y dos o tres disparos" en el centro de la ciudad.

Una gran cantidad de personas se encontraban en la zona en el momento del ataque, realizaban compras de Navidad, mencionó Hauzeur. La multitud estaba "dando vueltas, gritando, era realmente caótico", dijo.