Estados Unidos concluye oficialmente su misión en Iraq

BAGDAD, Iraq (CNN) — Estados Unidos concluyó oficialmente su campaña de ocho años y medio en Iraq este jueves, cuando la bandera de la orden fue arriada en Bagdad, enrollada y colocada en una caja verde y gris.

La sobria ceremonia bajo el sol brillante de Iraq contrastó con la noche y el bombardeo de Bagdad, que comenzó la guerra contra Saddam Hussein en marzo de 2003.

El secretario de Defensa, Leon Panetta, llegó a Bagdad a principios de la mañana de este jueves para la ceremonia. Panetta habló en el evento, junto con el presidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor, el general Martin Dempsey, y el embajador de EU, Jim Jeffrey.

El presidente Jalal Talabani también estuvo presente, entre otros funcionarios iraquíes.

Panetta habló de cómo "Iraq realmente fue retirado del borde del abismo y hemos sido capaces de mantener esas ganancias, incluso cuando nos hemos extraído de la ecuación en los últimos tres años", dijo el alto funcionario de la Defensa.

Panetta agradecció a las tropas de EU que han servido allí, así como a las fuerzas de seguridad iraquíes "por sus enormes sacrificios en los últimos ocho años de de la guerra", dijo el funcionario.

La bandera de la orden fue arriada durante la ceremonia. Esto marcó el fin oficial de la misión que comenzó con la invasión a Iraq en marzo de 2003, dirigida a derrocar a Saddam Hussein.

Su régimen cayó en cuestión de semanas, y fue capturado en diciembre de 2003, después de meses en la clandestinidad. Luego fue ejecutado tras un juicio por las nuevas autoridades iraquíes.

Todas las tropas de EU deben estar fuera de Iraq para finales de este mes, después de que Washington y Bagdad no lograron acordar términos bajo los cuales podrían permanecer.

Había alrededor de 5,500 soldados estadounidenses en Iraq a partir de este martes.

Obama dio la bienvenida este miércoles en casa a las tropas que regresaron de Iraq, procedentes de sus servicios.

"Como su comandante en jefe, y en nombre de una nación agradecida, me siento orgulloso de decir por fin estas dos palabras, y sé que sus familias están de acuerdo: 'Bienvenido a casa, Bienvenido a casa'", dijo Obama a las tropas en Fort Bragg, Carolina del Norte.

Mohammed Tawfiq y Damon Arwa en Bagdad; Zain Verjee en Londres, y Tom Cohen en Washington contribuyeron con este reporte. Richard Allen Greene lo escribió en Londres.