CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Siria acepta una propuesta de la Liga Árabe para evitar una guerra civil

Por cnninvitationsaccount, CNN en Español

(CNN) — Siria firmó una propuesta de la Liga Árabe que invita a terminar con la violencia entre las fuerzas del gobierno y los manifestantes, anunció el lunes el ministro de Exteriores sirio, Walid Moallem.

El anuncio ocurre días después de que un grupo de naciones árabes establecidas en El Cairo advirtieran que podrían pedir al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas una intervención al país.

Moallem insistió reiteradamente que fue decisión de Siria firmar el protocolo.

“Queremos una solución política. No queremos que continúen las muertes”, dijo.

Las Naciones Unidas estiman que más de 5.000 personas han muerto desde marzo, en las manifestaciones en contra del gobierno sirio de Bashar al-Assad.

El ministro dijo que el país necesita una solución política “para la reconciliación nacional y el diálogo”, pero acusó que “algunos sectores de la oposición, particularmente fuera de Siria”, se niegan a participar en una propuesta del gobierno “de un diálogo nacional”.

Cinco ministros de la Liga Árabe escribieron el sábado una resolución para hacer un llamado a terminar con la violencia y aprobar una misión de observadores en Siria.

El documento fue negociado en Doha, Qatar; después de que 41 personas murieran el sábado por las medidas enérgicas tomadas por fuerzas de seguridad gubernamentales contra elementos antirrégimen, denunció un grupo activista.

Ocho de los muertos eran miembros del Ejército por una Siria Libre, las fuerzas rebeldes integradas por detractores militares.

Poderes del mundo han deplorado la actividad gubernamental, y están buscando por alternativas para frenar la violencia y contener la amenaza de una guerra civil, que se refleja en el surgimiento de una fuerza armada de desertores.

La Liga Árabe ha ideado y promovido desde hace semanas, un plan para enviar observadores a Siria, pero el gobierno de Damasco ha lanzado objeciones.

La Liga, que expulsó a Siria el mes pasado, ha acusado que el régimen de al-Assad de retrasar la discusión de la propuesta.

Las sanciones en contra de Siria han iniciado de parte de Estados Unidos, la Unión Europea, Turquía y la propia Liga.

La aprobación de una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas requeriría la aprobación de dos miembros permanentes del Consejo: Rusia, un viejo aliado de Siria, y China, quienes han rechazado medidas más duras de la ONU a ese país.