EE.UU. y Pakistán difieren sobre un ataque que mató a 24 personas
En el ataque perdieron la vida 24 soldados paquinstaníes.

(CNN) — Una investigación sobre un ataque aéreo que mató a 24 soldados paquinstaníes concluyó que las fuerzas estadounidenses actuaron en defensa propia, y que la poca coordinación entre los dos cuerpos militares fue un punto determinante, según un reporte presentado este jueves por el Departamento de Defensa.

El hallazgo podría erosionar todavía más las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán, que han disminuido constantemente las cooperación en incursiones secretas desde la muerte de Osama bin Laden.

Las autoridames militares pakistaníes ha insistido varias veces en que el ataque aéreo ocurrido el 26 de noviembre cerca de la frontera con Afganistán fue deliberado y ordenó que el ejército de Estados Unidos abandonara una base aérea utilizada para planeaciones de ataques aéreos.

El vocero militar paquistaní, el mayor general Athar Abbas, pidió más información sobre el reporte y dijo que su país espera más detalles en el reporte completo.

“Vamos a responder a una denuncia formal y no a filtraciones a la prensa”, dijo a CNN.

El Departamento de Defensa, por su parte, informó en un comunicado que “la investigación encontró que, según la información que las fuerzas de Estados Unidos tenían disponible en ese momento, se actuó en defensa propia después de haber sido baleados”.

“También encontraron que no hubo un esfuerzo intencional de apuntar a personas o lugares conocidos como parte del Ejército de Pakistán o de proporcionar deliberadamente información sobre la ubicación incorrecta de las autoridades paquistaníes”.

La investigación, sin embargo, también encontró “coordinación inadecuada” entre el Ejército de Estados Unidos y el de Pakistán, que estaban operando en un centro de coordinación en la frontera, cita el comunicado.

Entre las cuestiones de coordinación identificadas está una dependencia de la OTAN en información de mapeo incorrecta, que era compartida con un oficial de enlace de Pakistán.

“Esto, además de otras brechas de información sobre las actividades y la colocación de unidades de las dos partes, contribuyó al trágico resultado”.

El departamento de Defensa dijo que el reporte ha sido compartido con los gobiernos de Pkistán y Afganistán, así como con funcionarios de la OTAN.

“Lo más importante es que tenemos que trabajar para recuperar el nivel de confianza entre nuestros dos países. No podemos operar efectivamente en la frontera, o en otras partes, sin tomar en cuenta que es fundamental que haya confianza entre nosotros. Esperamos que el Ejército de Pakistán se nos una para reducir esta brecha”.

En un esfuerzo por adelantarse a los resultados de la investigación, la embajda de Pakistán en Washington invitó la semana pasada a los reporteros a una reunion para dar información detallada del incidente.

Los funcionarios paquistaníes dijeron entonces, que se han creado procedimientos y un sistema de intercambio de información operativa que fueron igrnoados deliberadamente, lo que provocó el incidente.

Funcionarios estadounidenses habían dicho a CNN que las fuerzas de Estados Unidos revisaron primero con su contraparte de Pakistán, antes de lanzar el ataque. Antes de ordenar el ataque aéreo, las fuerzas estadounidenses se comunicaron con funcionario de enlace de Pakistán.

Si bien no se buscó pedir permiso, porque los ataques fueron descritos en defensa propia, si dijeron que estaban seguros de que las tropas de Pakistán no estaban en lo que se llamó una zona fronteriza poco marcada.

Después de la consulta, los estadounidenses creyeron que no había fuerzas de Pakistán en el área, lo que resultó ser falso.