Ashtiani, condenada a morir por lapidación, puede ser llevada a la horca en Irán

TEHERÁN (CNN) — Una mujer sentenciada en el 2010 a morir por lapidación aún será ejecutada, comentaron el lunes funcionarios iraníes, aunque el método de ejecución sigue en debate, según un informe de un medio de comunicación del país.

El caso de Sakineh Mohammadi Ashtiani atrajo la atención internacional después de que fuera sentenciada a morir lapidada tras ser condenada por los cargos de asesinato y adulterio. La familia de la mujer ha negado que ella haya tenido algo que ver con la muerte de su marido.

“Lo que puedo decirles es que estamos esperando ver si alguien que ha sido sentenciado a ser ejecutado por lapidación puede ser en su lugar ejecutado mediante la soga”, dijo el lunes en una conferencia de prensa Hojatoleslam Sharifi, jefe de la magistratura de la provincia de Azarbaijan oriental, informó la semioficial Agencia de Noticias Estudiantil de Irán.

El gobierno no cuenta con “las instalaciones requeridas para la lapidación”, dijo.