Las personas mayores se benefician de los videojuegos activos

(CNN) — Cuando el Nintendo Wii Fit debutó en 2007, los expertos se mostraron escépticos acerca de los beneficios a la salud que proporcionaría.

Sí, los videojuegos activos eran mejores que la alternativa: sentarse a jugar videojuegos regulares durante horas, pero ¿eran en realidad un sustituto del ejercicio físico?

Desde entonces, se han realizado numerosos estudios acerca de los sistemas activos de videojuego, incluyendo el Wii, el Kinect de Microsoft y el PlayStation Move. El último de estos, un metaanálisis realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Michigan, evalúa los resultados de 16 estudios relacionados para determinar si los juegos de video activos —o exergames— proporcionan los mismos beneficios cardiovasculares que un ejercicio no virtual.

La respuesta corta es: más o menos, según la autora del estudio, Wei Peng.

“Los resultados sugieren que aunque los juegos son buenos, si quieres motivar a las personas realmente sedentarias (...) en realidad no podemos confiar (únicamente) en estos juegos”.

Peng y sus colegas analizaron el gasto energético, la frecuencia cardiaca y el consumo de oxígeno de los participantes en el estudio que jugaban exergames. Encontraron que la energía utilizada fue equivalente a la de una actividad de intensidad ligera a moderada, aunque los juegos que involucraban todo el cuerpo, incluyendo la mitad inferior, implicaron mucha más energía que aquellos que requerían simples movimientos de brazos.

La frecuencia cardiaca y el consumo de oxígeno de los participantes también se incrementaron significativamente con la participación de todo el cuerpo.

Pero incluso los juegos más activos, no necesariamente le dan a tu cuerpo un entrenamiento completo, dice Peng. La actividad de intensidad ligera-a-moderada no es la actividad de intensidad moderada-a-vigorosa recomendada por agencias gubernamentales estadounidenses como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Los resultados apoyan la postura del National Council on Strength and Fitness acerca de jugar videojuegos activos. “En la mayoría de los casos, encontrarás que es mejor que ver la televisión, o como un sustituto de otras conductas sedentarias, pero la mayoría (de los estudios) concuerdan en que no deben sustituir a las actividades de juego y deporte”, escribió el director ejecutivo Brian Biagioli en un correo electrónico.

Por esta razón, los videojuegos activos pueden ser mejores para la población de edad avanzada, de acuerdo con el National Council on Strenght and Fitness. Un estudio publicado en 2010 concluyó que los exergames mejoraron la movilidad, destreza y coordinación y proporcionaron una distracción al dolor en residencias de ancianos.

“Es una buena herramienta para ellos”, dice Peng. “Realmente no pueden participar en niveles de actividad vigorosa. Puede que salgan a caminar, pero en invierno es un poco difícil, por lo que los videojuegos son especialmente buenos”.

También es menos intenso que ir al gimnasio, añadió el editor de GameSpot, Guy Cocker. “Mi mamá (juega) cuando realmente no quiere salir. Prefiere hacer ejercicio en casa”.

Cocker acaba de perder casi 9 kilogramos jugando Ultimate Fighting Championship (UFC) Personal Trainer. El juego entrena a los jugadores en artes marciales mixtas.

Aunque es más intenso que la mayoría de los juegos activos, UFC no es suficiente para mantener la pérdida de peso, afirma Cocker.

“La clave para esto es que no puedes usar sólo ese producto. Tienes que usarlo junto con ejercicio regular y una alimentación saludable”.

Cocker dice que los exergames más populares de esta temporada incluyen UFC, Your Shape y MiCoach. También se venden bien juegos de baile como Dance Central y Zumba, y juegos deportivos como EA Sports Active. Sugiere buscar sistemas de juegos que rastreen el movimiento de todo tu cuerpo como el Kinect, si buscas sudar un poco.

El mejor aspecto de los videojuegos activos, dice Peng, es que son psicológicamente motivadores. A menudo los niños no quieren ejercitarse. Pero los estudios muestran que después de jugar exergames, los niños dijeron que no se sentían cansados, a pesar de que habían utilizado la misma cantidad de energía que si hubieran hecho un entrenamiento moderado.

“Esto es especialmente importante para los niños sedentarios”, dice. “Es una barrera importante. Están tan inmersos en el mundo del juego que se olvidan (del ejercicio). Eso es lo bello de esto”.

Así que si estás pensando en comprar un sistema de videojuegos activos para tus hijos esta temporada, adelante. Sólo asegúrate de escoger uno para la abuela también.