Un negocio de Nueva York se ingenió la manera de ofrecer tabaco suelto, envolturas y un precio más barato a los fumadores para que armen sus propios cigarrillos y puedan fumar sin problema, debido a la guerra contra el tabaco y los altos precios en Nueva York. Pero ¿ganará la batalla?