Una delegación de Corea del Sur se reúne con el nuevo líder norcoreano

SEÚL (CNN) — Una delegación de ciudadanos de Corea del Sur se reunió el lunes en Pyongyang con Kim Jong Un, el hijo y sucesor del fallecido líder norcoreano Kim Jong Il, en la primera interacción con sus vecinos del sur desde la muerte de su padre.

Una exprimera dama y una mujer líder de negocios de Corea del Sur habían viajado al norte para expresar sus condolencias por la muerte de Kim Jong Il, la cual fue anunciada la semana pasada, creando incertidumbre sobre el futuro de uno de los estados más aislados del mundo.

La delegación se reunión con Kim Jong Un la tarde del lunes, tiempo local, y luego rindieron un homenaje a Kim Jong Il, quien se encuentra de cuerpo presente en el Palacio Memorial Kumsusan, informó en un comunicado el Ministerio de Unificación surcoreano.

La delegación civil conformada por 18 miembros es encabezada por Lee Hui-ho, la viuda del expresidente surcoreano Kim Dae-jung, quien recibió el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos en fomentar la reconciliación entre las dos Coreas, y la presidenta del Grupo Hyundai, Hyun Jeong-Eun, cuyo esposo y antecesor, Chung Mong-hun, impulso grandes inversiones en el Norte.

“Espero que esto ayude a mejorar las relaciones Norte-Sur”, dijo Lee en un comunicado leído por uno de sus ayudantes antes de su partida a la frontera.

La visita llega en un momento delicado en las relaciones entre las dos Coreas. La muerte de Kim Jong Il, anunciado por Pyongyang el 19 de diciembre, ha puesto a la región en el borde, mientras el mundo espera ver cómo se llevará a cabo la sucesión del liderazgo.

Kim Jong Un ha recibido una serie de elogios y apoyos de los medios de comunicación de Corea del Norte desde la muerte de su padre, lo que sugiere que está teniendo éxito en obtener apoyo dentro de la jerarquía del régimen.

El fin de semana, el joven Kim fue designado como el “comandante supremo” en un editorial publicado en el principal diario estatal, informó la Agencia Central Coreana de Noticias.

Para tratar de navegar por la situación impredecible en el norte, Seúl ha expresado su solidaridad con el pueblo de Corea del Norte y dio luz verde a Lee Hyun y su comitiva para visitar el Norte. Pero se ha dicho que no se enviará una delegación oficial para presentar sus condolencias por el fallecimiento de Kim Jong Il.

Pyongyang envió delegaciones a Corea del Sur, cuando los expresidente Kim y el expresidente de Hyundai, Chung, murieron en 2009 y 2003, respectivamente.

La delegación de Corea del Sur llegó a la residencia de Baekhwawon en Pyongyang a la hora del almuerzo, tiempo local del lunes, de acuerdo con el Ministerio de Unificación. Los visitantes han pasado por el Parque Industrial de Kaesong, justo al norte de la zona desmilitarizada que separa a los dos países.

Los miembros de la comitiva tienen programado su regreso el martes después de pasar la noche en Pyongyang. El grupo de 13 personas que acompañan a Lee, realizarán una visita a Kaesong camino de regreso a Seúl, por su parte, las cinco personas que acompañan a Hyun volverá directamente a Seúl el martes.

Momentos antes de la visita, la especulación había estado presente en los medios de comunicación de Corea del Sur acerca de si la delegación se reuniría con Kim Jong Un, durante su visita.