Por Carol Cratty, productora de CNN

WASHINGTON (CNN) – Un agente del FBI murió ahogado en Puerto Rico este jueves, al tratar de salvarle la vida a un nadador, informó la agencia.

El agente especial Daniel Knapp estaba de descanso en la playa, cuando los amigos de un bañista que estaba luchando contra el agua pidieron ayuda. Knapp se puso sus aletas y fue a su rescate en las aguas de Playa Escondida, Fajardo en Puerto Rico.

Knapp llegó hasta donde estaba el joven de 18 años y lo estaba ayudando a salir, pero las olas lo alcanzaron, dijo el portavoz del FBI, Harry Rodríguez. Un bote de la policía logró rescatar al bañista.

"El agente especial Knapp ejemplifica cada uno de los ideales del FBI, además de poseer rasgos que lo definen como una persona genuina", dijo Joseph Campbell, jefe de la oficina del FBI en Puerto Rico. "Murió como un héroe, salvando otra vida."

Knapp, de 43 años, era parte del FBI desde hace seis años con su base en San Juan. El FBI informó que Knapp obtuvo dos premios en 2011; el primero, por su sobresaliente actuación en la investigación criminal y el segundo, por su excelencia en el el cumplimiento de la ley.