La policía realiza redadas a oficinas de activistas en Egipto

EL CAIRO (CNN) — Varios grupos de derechos humanos fueron allanados en El Cairo y otros lugares de Egipto el jueves en lo que se denominó un “impulso de la policía por mostrar un poco de músculo”, de acuerdo a una fuente.

La policía dirigió 17 redadas a organizaciones no gubernamentales (ONGs), con 10 grupos como objetivo a lo largo del país, informó la Oficina del Fiscal General. Los grupos seleccionados incluyen a los estadounidenses Freedom House, National Democratic Institute (NDI) y el International Republican Institute (IRI).

Las acciones fueron parte de una investigación sobre acusaciones de que estos grupos recibieron fondos extranjeros ilegales y operaban sin licencia del Ministerio del Exterior y los ministerios locales, de acuerdo con Adel Saeed, vocero de la fiscalía.

“Las redadas de hoy representan una escalada de represión inaudita, incluso durante el régimen de Mubarak”, dijo David J. Kramer, presidente de Freedom House, refiriéndose al expresidente Hosni Mubarak que fue forzado a renunciar en febrero.

“Estas acciones se presentan en un contexto de una intensiva campaña del gobierno egipcio por desmantelar a la sociedad civil a través de una campaña política motivada por asuntos jurídicos para prevenir 'financiación extranjera legal' de las operaciones de la sociedad en Egipto”, aseguró Kramer en un comunicado.

"Es la indicación más clara hasta ahora de que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, los jefes militares que ahora gobiernan Egipto, no tiene ninguna intención de permitir el establecimiento de una verdadera democracia y usan a la sociedad como chivo expiatorio civil ante su fracaso abismal para manejar la transición de Egipto efectivamente".

Algunas de las oficinas de las ONG fueron cerradas y “algunas computadoras y documentos confiscados. Se mandará un reporte a las autoridades judiciales para investigaciones posteriores”, dijo Saeed. Aseguró

“Esta acción fue inconsistente con la cooperación bilateral que hemos tenido por muchos años”, dijo Victoria Nuland, vocera del Departamento de Estado de Estados Unidos. “Hacemos un llamado al gobierno egipcio a detener inmediatamente el acoso a las ONG y a sus miembros, a devolver las propiedades y resolver este caso prontamente”.

Nuland aseguró que los diplomáticos están prestando “inmediata atención al caso”. La embajadora Anne Patterson se ha mantenido en contacto con el primer ministro egipcio en El Cairo para discutir el asunto.

Julie Hughes, directora de NDI en Egipto, asegura que las fuerzas de seguridad “allanaron simultáneamente” las oficinas en El Cairo, Alejandría y Assiut.

“Tomaron laptops, papeles, equipos electrónicos, reportes financieros, y el equipo que usamos para entrenar a los participantes –cosas que usamos para entrenamiento mediático”, afirmó Hughes. “No sabemos de qué se trate esto. No se presentó ninguna garantía, ni explicación, ni nombres de las personas que ingresaron a la propiedad”.

La policía seleccionó a un equipo observador electoral oficialmente acreditado, afirmó la fuente, un asociado con NDI, quien describió que parecía un intento de las autoridades de “mostrar un poco de músculo”.

Mohamed Fadel Fahmy y Mohammed Jamjoom in Cairo, Jill Dougherty and Pam Benson in Washington, and Joe Sterling in Atlanta contributed to this report.