La violencia boicotea el Día del Ejército en Iraq

(CNN) — Al menos tres explosiones golpearon este viernes un área aledaña a la Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran las sedes del gobierno y el Parlamento, y el lugar donde se celebraba un desfile para conmemorar el Día del Ejército, según dijeron testigos a CNN.

No hubo reportes inmediatos de víctimas en los ataques en la capital iraquí, que había reforzado la seguridad de cara a la celebración militar y por la preocupación ante posibles ataques. El primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, y otros altos funcionarios asistieron al desfile.

Los testigos dijeron que las explosiones fueron causadas por morteros o cohetes, que alcanzaron un tramo de carretera entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y uno de los puntos de control principal que conduce a la Zona Verde, áreas blanco de ataques en otras ocasiones.

La Zona Verde, también conocida como la Zona Internacional, alberga la Embajada de Estados Unidos y un gran número de oficinas del gobierno iraquí y del Ejército.

El último capítulo de violencia en el país, que asume una nueva etapa tras la retirada de las tropas de Estados Undios, fue este jueves. Decenas de personas murieron después de una cadena de atentados en Bagdad y cerca de Nasiriya.

La violencia se reprodujo en el país tras la invasión de EU entre los miembros de la minoría suní, con el poder durante la era de Saddam Hussein, y los chiitas, que llegaron al poder tras el derrocamiento del mandatario.

La violencia sectaria ha ido disminuyendo con el tiempo, pero en las últimas semanas, ha aumentado. Los suníes se siente marginados por el gobierno del primer ministro, Nuri al-Maliki, chií. La ira se intensificó después de que ordenara el arresto el mes pasado del vicepresidente sunita Tariq al-Hashimi, acusado de ordenar atentados y asesinatos, una acusación que él niega.