CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Cada estrella de la Vía Láctea es acompañada al menos por un planeta

Por Paula Andrea Daza

(CNN) — Investigadores han concluido que cada estrella de la Vía Láctea tiene al menos un plantea que la órbita, lo que significa que nuestra galaxia tiene al menos 100.000 millones de planetas.

Cada vez que el telescopio Kepler descubre un nuevo exoplaneta (un planeta orbitando una estrella que no es nuestro sol), es noticias, así que ¿cómo es que los astrónomos llegaron a esta conclusión?

El descubrimiento se logró usando una técnica llamada microlentes y análisis estadísticos aplicados a los valores de seis años de observaciones de planetas, los investigadores pudieron determinar que, estadísticamente hablando, cada estrella en la Vía Láctea debe tener al menos un planeta orbitándola, si no es que más.

Cada uno de los planetas debe tener masas relativamente bajas, más parecidos a la Tierra que a Júpiter.

“Solíamos pensar que la Tierra es la única en nuestra galaxia, pero ahora parece que hay literalmente miles de millones de planetas con masas similares a la Tierra orbitando estrellas en la Vía Láctea”, aseguró Daniel Kubas, coautor de un reporte publicado en la revista Nature.

La técnica de microlentes usa el movimiento de las estrellas y su gravedad: cuando una estrella se mueve frente a otra, actúa como un lente, magnificando la luz de la estrella posterior. Si existe un planeta en órbita alrededor de la estrella, puede magnificar más la luz. Ese extra aumento revela al planeta en sí mismo, que de otra manera sería muy pálido para verse a través de un microscopio.

Los microlentes también revelan la masa del planeta, pero no indican realmente de qué está compuesto.

Estos hallazgos, reportados por un equipo internacional de astrónomos, están sustentados por los datos de otras dos técnicas empleadas para detectar planetas, las cuales son la detección de la atracción gravitacional de un planeta o el oscurecimiento de una estrella cuando un planeta pasa frente a él.

Juntas, las tres técnicas indican que los planetas son muy comunes en la Vía Láctea, y que existen más planetas pequeños que enormes.

En la investigación se tomaron en cuenta datos del PLANET (Red de Anomalías en Sondeos de Lentes, por sus siglas en inglés) y encuestas del OGLE (Experimento de Lentes Gravitacionales Ópticos).