CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Entretenimiento

Justin Bieber arruinó la feria CES a una empresa de robots

Por CNN en Español

LAS VEGAS (CNN) — Para David Shafter parecía un sueño: una aglomeración de gente entusiasmada abarrotando su puesto en el International Consumer Electronics Show (CES), donde su empresa está lanzando su primer producto.

Pero todas las personas que alzaban sus cámaras y se paraban en puntas para tener una mejor vista la tarde del miércoles, no estaban allí para ver su robot. Pretendían dar un vistazo a la estrella del pop, Justin Bieber, quien visitaba el puesto contiguo.

“Estamos más o menos cerrados”, dijo Shafter con una mirada cansada, de resignación, mientras los mirones chillaban y gritaban: “¡Justin!” en el fondo. “No podemos mostrar nuestros demos”.

Esta es la primera aparición en el CES de la nueva empresa de Shafter, Xybotyx, para presentar su Xybot, un dispositivo robótico con forma de disco de hockey que se mueve rápidamente sobre unas pequeñas ruedas, y es controlado por un iPhone o iPod Touch.

Los propietarios pueden descargar aplicaciones para teléfono que dan al robot comportamientos específicos, como evitar obstáculos. El gadget saldrá a la venta esta primavera a un extravagante precio de 111.11 dólares.

Pero ninguno de los cientos de personas que se aglomeraban contra su puesto se preocupaba por eso.

Sólo tenían ojos para el cantante adolescente con el flequillo de lado que estaba saludando a los fanáticos cerca del puesto de TOSY, donde hizo una aparición a nombre del nuevo mRobo de esa empresa, una bocina portátil que se transforma, al estilo Transformers, en un pequeño robot bailarín.

Los ejecutivos de tecnología de mediana edad no son exactamente el público objetivo de Bieber, pero muchos observadores dijeron que estaban allí para obtener fotos o autógrafos para sus hijos adolescentes. Algunas personas incluso preguntaron si podían subir a la tarima de demostración de Shafter para obtener una mejor vista. (La respuesta fue no).

“Es el mejor de los casos, es el peor de los casos”, se quejó el socio de negocios de Shafter, y cofundador de Xybotyx, Dan McShan, entre la locura que le rodeaba. “Estamos tratando de que (Bieber) deserte”.

Shafter dijo que tenía la intención de acercarse a los funcionarios del CES para solicitar una compensación por su tiempo perdido durante las dos horas de aparición de Bieber.

“Definitivamente nos está costando valiosas horas de tiempo con nuestro público objetivo”, dijo McShan.

Sin embargo, Shafter tuvo otro plan: si no podía vencerlos, se uniría a ellos. Puso uno de sus robots en el suelo y, utilizando su iPhone, comenzó a moverlo hacia Bieber, con la esperanza de obtener una fotografía a control remoto.

“Yo lo estaba conduciendo hacia Bieber”, dijo a los pocos minutos con una sonrisa. “Llegué hasta mitad del camino. Pero el guardia de seguridad lo agarró”.