CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Entretenimiento

Turquía pide cárcel para Sarah Ferguson por filmar niños con cámaras ocultas

Por CNN en Español

Estambul, Turquía (CNN) — Sarah Ferguson, la duquesa de York, enfrenta cargos en Turquía por infiltrarse y filmar con cámaras ocultas a niños en un orfanato del gobierno para un documental, de acuerdo con la agencia de noticias semioficial, Anatolia.

La Fiscalía de Ankara acusó a la duquesa de York de violar la privacidad y los derechos de cinco niños mientras filmaba el programa para la cadena británica ITV, reportó este jueves Anatolian.

Durante su visita al Centro de Rehabilitación y Educación para Niños en Ankara, Ferguson usó una cámara escondida, se puso una peluca negra y una pañoleta en la cabeza para ingresar.

El fiscal a cargo de la investigación pide una pena de hasta 22 años y seis meses de prisión, según una televisora turca.

De llevarse a cabo el juicio, aún no hay detalles sobre la fecha.

«No es nuestra política comentar sobre casos individuales», dijo un vocero de Inmigración en Gran Bretaña. «Sin embargo, Inmigración puede confirmar que recibió una solicitud para asistencia legal en referencia a Sarah, duquesa de York. No es apropiado comentar más».

En un comunicado, la duquesa de York dijo: «Me mantengo firme sobre los derechos de los niños, y me mantengo inquebrantable. Los niños son nuestro futuro».

Ferguson fue acompañada por su hija, la princesa Eugenia, a filmar el programa en Turquía.

En un comunicado de prensa en 2008, ITV dijo que la duquesa, como parte de su equipo de reporteros, había participado de manera «incógnita en una de las peores instituciones de Turquía, capturando imágenes que impactarán y aterrarán».

El programa pretendía «ayudar a investigar el trato mental y físico dado a niños con discapacidades», dijo ITV.

La duquesa y su otra hija, Beatriz, viajaron a Rumania para observar cómo el estado administraba sus orfanatos, para una segunda parte del programa.