CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Entretenimiento

La estrategia de Ricky Gervais como conductor de los Golden Globes

Por (CNNEspañol.com)

Por Stephanie Goldberg, CNN

(CNN) – Como en muchas ceremonias de premiación, lo que se está hablando antes de los Golden Globes siempre se enfoca en quién usará qué, quién asistirá con quién y quién ganará una estatuilla.

Pero otra pregunta clave ha surgido desde que Ricky Gervais asumió por primera vez la conducción de los premios en 2010: ¿Qué celebridad será ridiculizada?

El comediante británico causó un gran alboroto cuando se burló de Mel Gibson y de Sir Paul McCartney en la versión 67 de los Golden Globes en 2010. El mundo quedó boquiabierto en 2011 cuando cuestionó la sexualidad de “algunos cienciólogos famosos” antes de hablar del problemático pasado de Robert Downey Jr.

A juzgar por el afiche del evento de este año, que muestra al anfitrión quitándose una mordaza que cubre su boca, la ceremonia del domingo puede estar llena de las críticas características de Gervais.

El actor comentó en su cuenta en Twitter sobre su plan en los días previos al evento: “He tenido que escribir nuevos chistes en tanto escojo a mis víctimas, digo, objetivos, digo, a los famosos asistentes que voy a presentar. Algunos personajes geniales han confirmado”.

Él incluso les aseguró a sus seguidores en Twitter que va a estar tomando cerveza, improvisando y diciendo lo que piensa: “Nadie sabe lo que voy a decir hasta que lo digo. Esa fue mi única condición para volver a conducir los premios”.

Aunque ya está siendo criticado por ofender a un montón de importantes celebridades y miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, que organiza los premios, Gervais no va –y no debería- considerar bajarle el tono a su acto, dijo Gregory Ellwood, editor de HitFix.com.

“Creo que de hecho él se siente motivado por la reacción cada año”, dijo Ellwood.

Gervais le dijo hace poco a Matt Lauer del programa The Today Show  que a pesar de hacer bromas tan “ofensivas”, no tiene problemas en dormir cada noche.

“Creo que la ofensa se recibe, no se da”, dijo. “Si no permites que te ofenda, entonces no te sientes ofendido. Mi conciencia nunca se toma un día libre. Algunas personas simplemente se ofenden y uno en realidad no puede preocuparse por ellos”.

Luego en esa misma entrevista, Lauer dijo que los medios se han referido al anfitrión como un genio, lo que provocó que el comediante soltara una sonora carcajada.

Pero Ellwood dijo que Gervais ciertamente es algo por el estilo.

“No es tan fácil como parece ser escandaloso y mordaz y gracioso al mismo tiempo”, dijo Ellwood, señalando que Gervais lo ha logrado ya dos veces.

“Su chiste sobre Sheen fue comedia de oro para mí”, dijo Ellwood haciendo referencia a la broma sobre los hábitos de fiesta y consumo de alcohol del exintegrante de Two and a Half Men. “No lo podía evitar”.

El resto del material de Gervais, no obstante, no fue tan predecible.

Con la excepción de los chistes sobre Ashton Kutcher y, posiblemente, de Katy Perry y Russel Brand, Ellwood dice que hay que esperar lo inesperado en la entrega número 69 de los premios. A menos que lo esperado sea que haya muchas burlas fuertes.

Ellwood dijo que muchos de los chistes probablemente serán sobre el director Brett Ratner, que renunció como productor de los Óscar después de hacer un comentario contra los homosexuales, y sobre Eddie Murphy, que tomó la decisión de no ser el conductor de esos premios después de la controversia. (Billy Crystal será el presentador del evento por novena vez, que se celebrará el 26 de febrero).

“Va a destrozar a la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood (HFPA por sus siglas en inglés), a Dick Clack Productions y a la NBC”, que están involucrados en una disputa legal por los derechos televisivos de los premios, dijo Ellwood.

Gervais atacó a la HFPA el año pasado cuando insultó a los protagonistas de The Turist Angelina Jolie y Johnny Depp.

“En realidad no estaba atacando a los actores. Estaba atacando a la HFPA por nominar a la cinta y luego a Jolie y a Depp por asistir”, dijo Ellwood.

Pero, a decir verdad, agregó Ellwood, la asociación probablemente quiere que Gervais diga algo que se vuelva tema de conversación al otro día.

Sin importar cuántas personas ofenda Gervais en el proceso, él sigue reconstruyendo la reputación de los Golden Globes después de un decepcionante show en 2008. Apenas seis millones de televidentes vieron la ceremonia ese año, cuando el Sindicato de Guionistas de Estados Unidos lo boicoteó. En 2011, el humor ácido de Gervais ayudó a que hubiera 17 millones de televidentes.

Lo que está funcionando muy bien para Gervais tuvo el efecto contrario en los conductores del Óscar David Letterman y Chris Rock, cuyos chistes no cayeron muy bien entre los críticos, dijo Ellwood.

No se supone que los presentadores de ceremonias de premiación deban insultar a la audiencia, agregó.

“De la forma en que Ricky Gervais lo ve, él nunca presentará los Óscar”, dijo Ellwood. “Ese es su punto de vista, así que no tiene problema en insultar a las personas. No hay razón para no hacerlo”.

Gervais confirmó en su blog que no tendrá barreras. “Diría que no hay nada muy ofensivo, pero yo honestamente creía eso el año pasado. Así que ya no estoy seguro de las reglas”.

¿Cuál es su consejo para los que se ofenden con facilidad?: “No se preocupen por eso”.