CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Encuentran dos nuevos cadáveres dentro del Concordia; tres personas han sido rescatadas

Por (CNNEspañol.com)

Porto Santo Stefano, Italia (CNN) – Al menos dos cuerpos sin vida han sido hallados dentro del barco Costa Concordia, reportó la agencia italiana ANSA el domingo, aumentando el número de víctimas mortales del accidente a cinco fallecidos confirmados hasta el momento. Los cadáveres corresponden a dos ancianos encontrados cerca del restaurante de la embarcación.

Un sobrecargo del accidentado crucero Costa Concordia fue rescatado en la mañana del domingo cuando miembros del equipo de socorro lo hallaron atrapado en el restaurante, más de un día después de que el barco encallara frente a la costa de la Toscana, causando la muerte de al menos tres personas y dejando heridas a otras 20, según reportaron las autoridades.

El sobrecargo, un tripulante italiano, estaba sufriendo de hipotermia cuando los socorristas lo encontraron, dijo el comandante Filippo Marini, vocero de la Autoridad del Puerto de Santo Stefano.

La identidad del tripulante no fue revelada por el momento.

Los buzos continuaron la búsqueda el domingo en la mañana de decenas de personas desaparecidas después de que las rocas hicieran un corte profundo en el casco de la embarcación en la tarde del viernes, causando que el Concordia se ladeara frente a la costa de la isla de Giglio.

Hubo temor de que el número de muertos aumentara en tanto los socorristas recorrían el barco, que para este momento ya está casi un 50 por ciento sumergido.

Los miembros del equipo de rescate habían encontrado antes a dos pasajeros surcoreanos, que estuvieron atrapados dentro del barco más de 24 horas, dijeron las autoridades.

“Es un milagro que encontráramos con vida a la pareja coreana, y esperamos hallar a más personas”, dijo el capitán Cosimo Nicastro de la Guardia Costera Italiana.

La pareja, ambos de 29 años, fueron hallados en la cabina después de que oyeran el llamado de los socorristas y lograran contactarlos, según informó la agencia de noticias italiana ANSA. En videos de prensa se pudo ver a la pareja, que al parecer estaba de luna de miel, siendo llevada a tierra firme y conducida a una ambulancia.

Al menos 17 personas continúan desaparecidas, según confirmó el alcalde de Giglio el domingo. Seis de los desaparecidos son tripulantes y el resto son pasajeros, informó Guiseppe Orsina, un vocero de la agencia de protección civil local.

Francesco Schettino, capitán del barco, fue detenido el sábado y es investigado por homicidio, por presuntamente causar el naufragio y abandonar el barco mientras los pasajeros estaban aún abordo, le dijo el fiscal Francesco Verusio a Ansa.

Verusio también dijo que el primer oficial Ciro Ambrosio también estaba detenido por cargos similares, según ANSA.

Dos turistas franceses y un tripulante peruano murieron, según dijeron las autoridades del puerto en Livorno. Una de las víctimas era una mujer de 65 años que falleció de un infarto.

Mediante pasa el tiempo sobre las aguas en donde el Concordia está parcialmente sumergido, surgen más preguntas que respuestas sobre cómo el barco chocó con las rocas durante una ruta tantas veces recorrida, y quién es responsable de la caótica escena que siguió a las órdenes del capitán de evacuar la nave.

El Concordia estaba a cuatro kilómetros por fuera de la ruta cuando chocó contra un banco de arena rocoso cerca a Giglio, dijo Nicastro.

“Hay rocas, están en los mapas”, dijo Nicastro. “Lo que sabemos es que el barco se acercó mucho a esas rocas… Todavía no sabemos por qué”.

El barco empezó a hundirse en la noche del viernes, y la tripulación siguió trabajando normalmente porque pensaron que la embarcación podía continuar navegando normalmente, dijo Nicastro. Al caer en la cuenta de que había un problema de seguridad significativo, el comandante dirigió al Costa Concordia más cerca del puerto de Giglio, dijo el funcionario.

Las autoridades también investigan por qué el barco no emitió una señal de auxilio durante el accidente.

Pescadores locales dicen que la costa de la isla de Giglio es conocida por su rocoso lecho marino.

Schettino, el capitán del Concordia, dijo en una entrevista antes de su detención que “la roca no estaba indicada en la carta de navegación”, según informó ANSA. “La tripulación y yo fuimos los últimos en abandonar el barco”, dijo.

Pero las versiones de muchos de los 3.200 pasajeros describieron una escena caótica y peligrosa en tanto las personas se apresuraron a encontrar botes salvavidas en la oscuridad cuando el barco empezó a inclinarse, dificultando el acceso a algunos de los botes.

“Para mí, la peor parte de toda la experiencia” fue cuando un tripulante le dijo a los que estaban abordando que debían subir “primero las mujeres y niños”, le dijo a CNN el pasajero Benji Smith, de Boston.

“Todas los familiares que se aferraban unos a otros tuvieron que separarse”, le dijo Smith a CNN.

“Cada miembro de la tripulación que pasaba gritaba instrucciones, pero las instrucciones de contradecían”.

Algunos pasajeros cayeron a las heladas aguas durante el rescate, reportó ANSA.

Otros saltaron al mar, dijo el pasajero Mark Plath, de Arkansas.

Plath le dijo a CNN que él y alrededor de 200 pasajeros nadaron alrededor de 90 metros desde el barco a la costa rocosa, en donde esperaron ayuda.

Muchos de los rescatados en las primeras horas fueron llevados a iglesias pequeñas y a otros edificios alrededor de la isla. Algunos todavía vestían las piyamas y pantuflas que tenían puestas cuando el barco se empezó a hundir.

Gianni Onorato, presidente de Costa Cruises, dijo que la empresa no podía responder todas las preguntas que las autoridades están investigando.

La embarcación, que navegaba las aguas desde Civitavecchia a Savona, Italia, chocó contra una roca en el agua, dijo Onorato en un comunicado el sábado antes de que fuera anunciado el arresto del capitán.

“El capitán Schettino entendió inmediatamente la gravedad de la situación y realizó una maniobra que intentaba proteger tanto a los pasajeros como a la tripulación, e inició los procedimientos de seguridad para preparar para una eventual evacuación del barco”, agregó Onorato.

“Desafortunadamente, la operación se complicó por la repentina inclinación del barco, que dificultó el desembarco”, dijo Onorato.

Rosalyn Rincón, miembro de la tripulación, contó que el capitán les dijo a los pasajeros que había habido un “problema eléctrico”.

El Concordia llevaba cerca de 3.200 pasajeros y 1.000 tripulantes cuando ocurrió el accidente.

Costa Cruises, propiedad de Carnival Corp., dijo que la empresa se estaba enfocando en las etapas finales de la operación de emergencia y ayudando a los pasajeros y a los tripulantes a regresar a casa.

El Concordia, construido en 2006, viajaba por el Mediterráneo desde Roma con paradas en Savona, Marsella, Barcelona, Palma de Mallorca, Cagliari y Palermo.

Otra embarcación de Costa Cruises tuvo un accidente fatal en 2010. El barco Europa chocó contra un muelle en la cuidad de Sharm el-Sheij en Egipto durante una tormenta, causando la muerte de tres tripulantes.