CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Video

La familia «mexicana» de Mitt Romney

Por Juan Andrés Muñoz

Colonia Juárez, México (CNN) — En las colinas de Chihuahua, casi 290 kilómetros al sur de la frontera entre México y Estados Unidos, yace una comunidad que destaca por sus raíces religiosas. Las casas de la comunidad, rodeadas por huertos de duraznos y manzanas, lucen más como hogares del suroeste estadounidense que de México. En la cima de una colina hay un resplandeciente templo mormón blanco, una rareza en este país de mayoría católica.

Miles Anthony Romney es uno de los residentes de la comunidad, llamada Colonia Juárez, y mormón practicante. Este hombre de 50 años, dueño de un huerto y una planta empaquetadora de frutas, asegura que su familia desciende de mormones que se establecieron en la zona hace más de 125 años.

“Ellos instalaron los huertos de manzanas, de duraznos, granjas, ranchos, y eso es básicamente lo que hacemos hoy”, aseguró Miles. “Descendemos de una familia muy trabajadora. Venimos de gente honesta”, agregó.

Su bisabuelo guió al primer grupo de mormones al estado de Chihuahua, el mismo grupo del que desciende la familia del hoy precandidato presidencial de Estados Unidos, Mitt Romney. De hecho, el propio padre del político, George —quien también contendió a la presidencia de Estados Unidos— nació en un área de la población llamada Colonia Dublán . Miles Anthony es primo segundo del favorito entre los conservadores.

Miles está tan orgulloso de la carrera política de su pariente que se las arregló para obtener una calcomanía suya enviada a México, la cual presume en su camioneta pickup, además de un letrero de la campaña en su ventana.

El campesino no puede entender por qué la religión de Mitt Romney es un problema para algunas personas. “Creo que es un malentendido por su parte. Conozco a gente que trata de usar eso contra Mitt, pero es que no pueden encontrarle nada o escarbar a su alrededor”, aseguró.

Los primeros Romneys llegaron a esta parte de México cerca de 1885. Provenían de Utah, asegura Kelly Wayne Romney, de donde tuvieron que huir debido a la persecución religiosa y la controversia sobre la poligamia. Hay casi 40 miembros de la familia en Colonia Juárez que pueden identificar sus raíces hasta los primeros colonos.

Kelly Romney, de 69 años y prima del republicano, es otra de ellos. Entre los primeros residentes “había un pequeño porcentaje de la iglesia que practicaba la poligamia”, asegura Kelly. La comunidad no ha practicado la poligamia desde que la Iglesia lo prohibió a fines del siglo XIX.

Sus huertos de duraznos y manzanas, con los del resto de la familia, son una fuente crucial de empleo en esta parte de México, al igual que una cooperativa empacadora de frutas, propiedad de varios de ellos. En 1904, la familia Romney y otros colonos mormones construyeron una escuela bilingüe, a la que asisten los niños de la comunidad.

Mitt Romney nunca ha estado allí, pero sus parientes lejanos recuerdan algunos encuentros con él, asegura Kelly Romney. “Una vez iba en un avión de Salt Lake City a Nueva York y él estaba ahí. Mi familia trató de reunirse con él, pero supongo que yo era algo tímido y pensé mejor saludarlo en Nueva York, pero nos bajamos y él se dirigió a Boston”, relata.

Al igual que admira a su primo segundo, Kelly Romney discrepa sobre su postura en torno a la inmigración. “Debería haber programas de trabajadores invitados para esta gente (de México) que prácticamente están muriéndose de hambre por trasladarse hasta allá y hacer trabajos que los estadounidenses no quieren hacer”, asegura.

El exgobernador de Massachusetts respalda la construcción de un muro en la frontera con México y rechaza las ayudas públicas para educación a los inmigrantes indocumentados. Sí apoya la idea de conceder más permisos de trabajo a los extranjeros con una preparación especializada interesante para empleadores de EU.

La familia de Romney se define a sí misma por las enseñanzas de su Iglesia y siente lealtad huacia México y Estados Unidos. Kelly Romney dice qe conoce muy bien los deportes nacionales de cada país. Al preguntarle qué país apoyaría en un duelo de futbol entre Estados Unidos y México, asegura: “¡México!”. “Somos leales a este país. Nacimos aquí”, afirma.