CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Newt Gingrich bajo «fuego» republicano

Por CNN en Español

(CNN) — En un animado debate presidencial republicano, el conservador Newt Gingrich fue atacado el lunes en la noche por su actuación como presidente de la Cámara de Estados Unidos en la década de los 90, su supuesto cabildeo después de salir del gobierno y su postura en la pasada reforma de salud.

Sus rivales Mitt Romney, Rick Santorum y Ron Paul lo atacaron frontalmente en varios momentos, pero Newt Gingrich intentó mantener la calma que exige el fortalecimiento de su campaña después de su victoria en la elección primaria del sur de Carolina del Sur la semana pasada.

Sin embargo, Gingrich negó airadamente la acusación de cabildeo de Romney, acusándolo de mentir sobre el tema.

Haciendo una pausa para ordenar sus pensamientos, Gingrich le dijo a Mitt Romney que había «estado diciendo cosas que no son verdad».

Romney continúo, sin embargo, diciéndole más tarde a Gingrich: «Se podrá llamar lo que quieras, yo lo llamo tráfico de influencias».

El intercambio fue lo más abrupto del debate, el primero de dos en Florida antes de la elección primaria del 31 de enero.

Los ataques de Romney se han intensificado desde la victoria de Gingrich el pasado sábado en Carolina del Sur y el aumento de éste en las últimas encuestas.

«Los miembros de su propio equipo en el Congreso, después de cuatro años de su liderazgo, votaron para reemplazarlo», dijo Romney sobre el tiempo que Gingrich duró como presidente de la Cámara desde 1995 hasta 1999. «Esta fue la primera vez en la historia de Estados Unidos que un presidente de la Cámara ha presentado su dimisión».

Romney también dijo que Gingrich trabajó para el gigante hipotecario Freddie Mac, además lo acusó de que fue contratado por el grupo.

Gingrich dijo que sólo fue un consultor del grupo, mientras que Romney trató de asegurar que fue un vendedor de influencias en una empresa vinculada a la crisis de inmobiliaria de Estados Unidos.

«Freddie Mac estaba pagando a Gingrich 1.6 millones de dólares, mientras él tomaba el dinero del pueblo estadounidense», dijo Romney.

Gingrich acusó a Romney de hacer declaraciones falsas, aunque se negó a especificar cuáles eran las falsedades.

Santorum, quien está compitiendo con Gingrich por el apoyo conservador, atacó a Gingrich y Romney, ya que ambos son vulnerables en temas claves para la derecha, incluyendo la reforma de salud.

La ley de salud de Romney en Massachusetts fue el modelo para la ley federal impulsada por el presidente Barack Obama y aprobada por los demócratas, mientras que Gingrich apoyo a un mandato federal para el seguro de salud durante años, antes de cambiar su postura sobre una cuestión denunciada por los conservadores, dijo Santorum, exsenador de Pennsylvania.

También dijo que ambos candidatos apoyan limitar las emisiones de carbono como parte de una respuesta legislativa al cambio climático, Santorum aseguró que iba en contra de principios conservadores.

Cuando se tocó el tema de la política exterior, Gingrich y Romney tuvieron posturas de línea dura, abogando por una respuesta militar en contra de cualquier esfuerzo iraní para bloquear el estrecho de Ormuz. Gingrich apoyo de todo menos una invasión militar para derrocar al gobierno cubano, tratando de atraer a una gran comunidad cubano-americana en la Florida.

Paul, por su parte, insistió en sus políticas para reducir la presencia militar de Estados Unidos en todo el mundo, en respuesta a la postura de Gingrich sobre Cuba al hacer notar que «la Guerra Fría ha terminado, no es 1962».

«Nosotros no tenemos que usar la fuerza y ​​la intimidación», dijo Paul y arrancó algunos aplausos de la audiencia.

En otro tema de interés para los votantes de Florida, Romney y Gingrich llamaron a reforzar el programa espacial estadounidense solicitando la inversión privada.

Gingrich dijo que establecer objetivos específicos, como una presencia permanente en la Luna y el establecimiento de premios por cumplimiento de ellos impulsaría una «sorprendente» respuesta del sector privado, mientras que Romney abogó por un enfoque de colaboración entre la inversión privada, gobierno y el apoyo militar y educativo.

Con los tres primeros resultados del proceso produciendo tres ganadores diferentes, Santorum en Iowa, Romney en New Hampshire y Gingrich en Carolina del Sur, Florida es un campo de batalla clave y ofrece un paisaje de campaña diferente.

El número de votantes republicanos de la Florida supera el total combinado en los últimos tres estados, lo que requiere una organización de la campaña más grande y más dinero para comprar publicidad. Romney tiene una ventaja en el estado sobre sus rivales y también se espera recibir un impulso de la votación anticipada permitida en la Florida.

De acuerdo con el estado, por lo menos 53,000 sufragios se han emitido en la votación anticipada que se inició a nivel estatal el sábado. En general, casi 1.95 millones de personas votaron en la primaria de Florida en 2008 del Partido Republicano.