Decenas de arrestados tras enfrentamiento de manifestantes de Occupy con la policía
Una manifestante es esposada por un policía de Oakland, Estados Unidos, el 28 de enero de 2012.

(CNN) – Manifestantes del movimiento Occupy se tomaron el ayuntamiento de Oakland, causando daños y quemando la bandera estadounidense, al final de las protesta del sábado en la que la Policía y los activistas se acusaron mutuamente de la responsabilidad por los enfrentamientos en la ciudad del norte de California, que terminó con el arresto de más de 100 personas.      

Sin inmutarse, los manifestantes –que permanecían en el lugar en la en la mañana del domingo- dijeron que continuarán con el planeado “Rise Up Festival” en un parque durante el día.

Los manifestantes arrojaron tubos de metal, botellas y bengalas a la policía de Oakland, que respondió con gas lacrimógeno, granadas de humo y balas de caucho.

Los enfrentamientos empezaron después de que los ‘indignados’ intentaran tomarse el desocupado Centro de Convenciones Henry Kaiser y volverlo un centro de protesta.

Tres oficiales de la policía y un manifestante resultaron heridos en los enfrentamientos, según informaron las autoridades.

Los manifestantes del movimiento Occupy cuestionaron el reporte, diciendo que más de una docena de su grupo sufrieron quemaduras y otras heridas después de ser golpeados por las granadas antimotines de la policía, según dicen los comentarios de la cuenta de Twitter del grupo.

Oakland ha sido el centro de las protestas del movimiento Occupy desde octubre, cuando la policía usó gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes que se reusaron a abandonar el centro de la ciudad. Un manifestante, veterano de la guerra de Irak, tuvo fractura de cráneo después de ser golpeado con un proyectil de la policía, según fijo un grupo de veteranos de guerra. La Policía dijo que actuó después de que la multitud arrojara pintura y otros objetos a los oficiales.

Occupy Oakland es parte de un movimiento que empezó el año pasado en Nueva York y que rápidamente se extendió en todo el mundo. Aunque los manifestantes han resaltado un número de causas, el tema general sigue siendo el mismo: ira popular contra una alejada élite corporativa, financiera y política.

Los manifestantes tienen programado continuar su protesta el domingo con lo que el grupo está llamando el “Rise Up Festival” en la Oscar Grant Plaza, en donde los activistas han estado acampando a pesar de una ordenanza de la ciudad.

La más reciente tensión entre la Policía y los manifestantes de Occupy empezó en la tarde del sábado cuando 250 personas se reunieron en el parque frente al ayuntamiento de Oakland, en donde anunciaron los planes de tomarse el centro de convenciones.

Los  manifestantes se volvieron violentos al ser retenidos por la Policía cuando intentaron entrar al centro de convenciones. En la noche, el grupo intentó tomarse un centro de YMCA y el ayuntamiento.

El Departamento de Policía de Oakland ha estado bajo serio escrutinio desde su respuesta a los manifestantes de Occupy el año pasado.

De otro lado, el movimiento Occupy en Washington protestó en la cena anual del Alfalfa Club para altos dignatarios, entre los que estaba el presidente Barack Obama.

La protesta de Washington se presenta dos días antes de la fecha estipulada para que el Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos acabe con los campamentos nocturnos del movimiento en la capital del país.