CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Expertos de la ONU aprueban test de resistencia nuclear en Japón

Por CNN en Español

TOKIO (CNN) — Expertos nucleares de Naciones Unidas dieron el visto bueno este martes al plan de pruebas de resistencia para las plantas nucleares del país asiático, y dejaron que las autoridades japonesas decidan por sí mismas si las plantas son seguras.

Un equipo del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) pasó las últimas semanas estudiando las pruebas de resistencia que Tokio ordenó tras las fusiones en la planta nuclear Fukushima Daiichi en 2011.

También visitaron la planta Ohi, en la costa oeste, la primera en completar las pruebas del gobierno para predecir cómo harían frente a desastres naturales en estas instalaciones.

El equipo de la OIEA recomendó mejorar la comunicación entre los residentes en torno a las plantas y preparar un plan para lidiar con accidentes severos, como el ocurrido en 2011, el peor desde Chernobyl.

La energía nuclear proveía una tercera parte de la electricidad de Japón antes del accidente en Fukushima Daiichi, el cual fue provocado por los históricos sismo y tsunami que golpearon Japón en marzo. El desastre obligó a repensar la industria, y desde entonces han dejado de de funcionar tres de 17 plantas ubicadas en el país.

Tres de seis reactores de Fukushima Daiichi sufrieron fusiones cuando el tsunami dañó los sistemas de enfriamiento de la planta, ubicada a unos 240 kilómetros al norte de Tokio.

Cerca de 110,000 personas siguen desplazadas de sus hogares, ubicados 40 kilómetros alrededor de la planta; un reporte del gobierno dado a conocer en enero criticaba tanto al gobierno como a la empresa dueña de la planta por cómo manejaron el accidente.

Operadores poco entrenados interpretaron mal una clave del sistema de seguridad y por lo tanto tardaron demasiado en bombear agua a las unidades, concluyó la comisión encarga de investigar el desastre.

La comisión encontró que ni la Tokyo Electric Power ni el gobierno estaban preparados para la posibilidad de que un tsunami provocara un desastre nuclear y criticó a ambos por dar solo información vaga y tardía durante la crisis.