CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

El Ejército sirio mata a más 200 personas en Homs

Por CNN en Español

(CNN) — Más de 200 personas, entre ellas mujeres y niños, han muerto en la ciudad siria de Homs, según informó el Observatorio de Derechos Humanos de la oposición siria, que aseguró que el bombardeo seguía latente la noche de ayer en el barrio de Khaldiya.

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto reunirse este sábado para estudiar una resolución destinada a presionar a Siria para poner fin a su ofensiva de meses en contra de los manifestantes, dijeron diplomáticos reunidos en Nueva York. En la reunión de este jueves, Rusia negó su apoyo al borrador para un acuerdo sobre el país árabe.

«Hay tanta gente en las calles que están heridos y necesitan ayuda, pero no podemos llegar a ellos para ayudarles», dijo Abu Abdo Alhomsy, un residente. «Están listos para matarnos a todos. Ellos no tienen ningún problema en hacer eso. Por favor, hacemos un llamado la comunidad internacional en busca de ayuda», dijo a CNN Alhomsy.

Human Rights Watch instó al Consejo de Seguridad a que exija al gobierno sirio que deje de violar los derechos humanos. «Los niños no se han salvado del horror de la represión de Siria. Fuerzas de seguridad sirias han matado, arrestado y torturado a niños en sus hogares, sus escuelas o en las calles», dijo Lois Whitman, directora de derechos del niño de Human Rights Watch. «En muchos casos, las fuerzas de seguridad se han dirigido a los niños al igual que han atacado a los adultos».

La organización dijo que ha documentado al menos 12 casos de niños detenidos en condiciones inhumanas y torturas, así como un disparo mientras los niños estaban en sus hogares o en la calle.

«Human Rights Watch también ha documentado el uso gubernamental de las escuelas como centros de detención, bases militares o cuarteles y puestos de francotirador, así como la detención de los niños de las escuelas», de acuerdo con la organización.

publicidad

El texto de la resolución aprobado este jueves suavizó las exigencias de la Liga Árabe para formar un gobierno de unidad y para que el presidente Bashar al-Assad delegue el poder a un suplemente.

Diplomáticos de la ONU dijeron que los cambios reflejan una gran concesión a Rusia, que ha sido renuente a firmar a cualquier plan que pudiera ser visto como un mandato para el cambio de régimen en Damasco, como ocurrió en Libia después de haber firmado una resolución que pide una prohibición de vuelos en la zona.

Rusia, que ha asegurado que está preocupada por la perspectiva de una guerra civil siria y no quiere que al-Assad sea expulsado del poder, ha dejado claro que no aceptará un embargo de armas o sanciones económicas.

Al menos 7.100 personas, entre ellas 461 niños, han muerto desde el inicio de la insurrección de Siria en marzo, según los comités locales de coordinación.

Naciones Unidas estimó en diciembre que más de 5.000 personas han muerto desde marzo. Sin embargo, el organismo mundial no ha sido capaz de actualizar esa cifra debido a la inseguridad.