CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Romney acusa a Obama de violar las libertades religiosas

Por Juan Andrés Muñoz

Centennial, Colorado (CNN) –- El aspirante republicano Mitt Romney acusó al presidente Barack Obama de violar los derechos de los estadounidenses a la libertad religiosa en un discurso ante más de 2.500 partidarios en Colorado.

“El Creador le dio sus derechos a cada ser humano», dijo Romney este lunes en medio de aplausos. «Me angustia ver a nuestro presidente violar nuestros derechos», agregó.

En las últimas semanas, el favorito para hacerse con la nominación republicana ya había adelantado que atacaría al presidente por lo que considera una violación de los derechos religiosos tanto de individuos como de instituciones.

En concreto Romney mencionó una nueva política del Departamento de Salud estadounidense que exige a ciertas instituciones religiosas, incluidas escuelas y hospitales, proporcionar pastillas anticonceptivas a sus empleados.

La medida de obligar a facilitar anticonceptivos ha generado una ola de indignación, sobre todo entre católicos y conservadores, por considerar que viola el derecho a la libertad religiosa.

“Piensen lo que eso supone para personas cuya fe no está de acuerdo con eso. Es una violación de su conciencia», dijo Romney. «Debemos tener un presidente dispuesto a proteger el primer derecho de los estadounidenses, el derecho a adorar a dar culto a Dios».

publicidad

Como gobernador de Massachusetts, Romney vetó un proyecto de ley que eximía a las instituciones religiosas de suministrar anticonceptivos a víctimas de violación, una medida a la que se opusieron con fuerza los hospitales católicos.

Una vocera de la campaña de Romney mencionó que el candidato vetó el proyecto de ley original que exigía a los hospitales administrar la píldora del día siguiente, un veto que fue anulado por la legislatura del estado.

«La postura del gobernador frente a esta ley fue que nunca debería haber entrado en vigor, y por eso la vetó», declaró la vocera Andrea Saul.