CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

El cierre de Megaupload impulsa a otros sitios a mejorar métodos antipiratería

Por CNN en Español

(CNN) — Cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos ordenó el cierre de Megaupload el mes pasado, no solo desaparecieron los archivos de los usuarios de este servicio.

La medida causó cambios en la forma en que otros sitios comparten contenidos, y sacudió a los departamentos antiabuso a través de la industria.

El servicio de almacenamiento videobb no respondió a preguntas de CNN con respecto a sus políticas contra el abuso, pero ya no había vínculos a contenidos del sitio desde otros como Side Reel luego del cierre de Megaupload. Los vínculos directos a las películas y series de televisión de videobb que hace menos de un mes estaban disponibles, desaparecieron.

El cambio sugiere que el servicio aumenta sus esfuerzos contra el abuso en un intento de no correr con la misma suerte que Megaupload. Aunque sería imposible para videobb eliminar por completo todo el contenido ilegal, el hecho de que lo intenten podría ser suficiente para evitar que se presenten cargos criminales contra el sitio.

Otro servicio de intercambio de videos, BTJunkie, cerró de forma voluntaria este lunes. El fundador del sitio dijo a TorrentFreak que las acciones legales contra Megaupload y otros servicios similares están tras su decisión.

Un representante del Departamento de Justicia afirmó en un correo electrónico que la dependencia solo presentará cargos contra otros sitios similares a Megaupload, cuando exista “suficiente evidencia de una conducta criminal deliberada”.

Esto significa que videobb posiblemente no enfrente los mismos cargos criminales mientras continúe eliminando contenido ilegal de terceros. Si otras compañías también toman dichas medidas, el Departamento de Justicia habrá logrado algo que algunos vieron como el objetivo primario: hacer de Megaupload un ejemplo para convencer a otros sitios que aumenten los esfuerzos contra la piratería.

Sin embargo, para otros el cierre de Megaupload ha hecho más difícil examinar contenido para saber si es pirata.

Daniel Raimer, un vocero del servicio de intercambio de archivos RapidShare, con sede en Suiza, dijo que el departamento de la compañía que combate el abuso ha trabajado horas extras desde el día en que cerró Megaupload.

El aumento en el trabajo no es por un mayor énfasis en eliminar contenido pirata, sino por la necesidad de verificar los archivos de nuevos usuarios que migraron desde Megaupload.

Raimer dijo que la compañía no ha hecho cambios o mejoras en sus políticas contra el abuso tras el cierre de Megaupload, y afirmó que no fue necesario debido a que Rapidshare es uno de los servicios con reglas más estrictas en la industria.

RapidShare tiene una política de tres advertencias para quien suba contenido pirata, luego de las cuales el sitio borra la cuenta del infractor y todos sus archivos, una táctica que ha mostrado ser poco agradable para los usuarios expulsados.

“Hay malos comentarios en línea, pero no estamos tristes por esos comentarios”, dijo Raimer. “Nos gusta la mala prensa de los piratas”.

RapidShare utiliza una variedad de técnicas para descubrir a quienes abusan, pero el sitio también utiliza buscadores, como cualquier otro usuario de internet, para encontrar contenido ilegal. Los técnicos de RapidShare realizan búsquedas como “películas, descarga gratis”, para encontrar vínculos a contenido pirata.

El proceso puede ser tedioso para el equipo de 17 personas. A pesar de que la operación involucra a casi un tercio del personal de RapidShare, es imposible para ellos verificar los 400,000 archivos que se suben al servicio de forma diaria.

Raimer estima que el 5% del contenido subido es ilegal, pero su equipo solo puede encontrar y borrar aproximadamente el 1% de todos estos archivos.