CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Música

El funeral de Whitney Houston será transmitido por televisión e internet

Por CNN en Español

NEWARK, New Jersey (CNN) — El funeral de la cantante Whitney Houston este sábado, en la iglesia de Nueva Jersey donde creció, será transmitida por televisión e internet, informó la publicista de la intérprete.

Los servicios, que se celebrarán en la Iglesia Bautista Nueva Esperanza en Newark, estarán en un espacio mucho más íntimo que las salas de conciertos y estadios que solía llenar Houston durante su apogeo.

En todos los sentidos, ella regresará a casa.

Publicistas y artistas habían confirmado a casi una docena de celebridades y personalidades que estarán en algunos de los 1,500 asientos, “solo por invitación”, para estar en la iglesia de la infancia de Houston, en Newark, Nueva Jersey.

Aunque la familia no ha comentado la ubicación del entierro de Houston, su certificado de defunción, presentado este miércoles en Los Ángeles, indica el cementerio de Fairview, en Westfield, Nueva Jersey.

Un mensaje dejado por CNN en la oficina del cementerio no fue respondido de inmediato.

El cantante de gospel y pastor, Marvin L. Winans, un amigo de la familia de Houston, dará un discurso en la iglesia. Winans ofició la ceremonia de matrimonio de Houston con el cantante de R&B, Bobby Brown, en 1992.

Aretha Franklin, la madrina de Houston, fue invitada a cantar en el servicio, que comienza al mediodía, dijo la portavoz de Franklin.

La prima de Houston, la cantante Dionne Warwick, fue a Nueva Jersey para ayudar a la familia con los arreglos del funeral, informó el publicista de Warwick.

Otros confirmados en la lista de invitados son Chaka Khan, Bebe y CeCe Winans, el reverendo Jesse Jackson, el obispo TD Jakes, Antonio “L.A.” Reid, Ray J y Brandy.

Houston, de 48 años, fue encontrada muerta en la bañera de su suite en el hotel Beverly Hilton, el 11 de febrero, horas antes de asistir a una fiesta pre-Grammy.

Mientras ha crecido la especulación sobre la causa de su muerte, los resultados de las pruebas de toxicología podrían tardar semanas.