CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

La ONU endurece su posición contra Siria y busca acuerdo contra el régimen

Por CNN en Español

(CNN) — La Asamblea General de las Naciones Unidas votará este jueves una resolución simbólica que condena la violencia del presidente sirio Bachar al-Asad, luego de que China y Rusia vetaron en el Consejo de Seguridad medidas destinadas a detener la represión.

El voto ocurre luego de que al-Asad adelantó un referendo constitucional que su gobierno considera una importante iniciativa de reforma, pero que los críticos dicen solo intenta crear una imagen favorable.

Aun si la resolución es aprobada por los 193 países de la Asamblea General, no será vinculante, pero representará la posición más dura de la ONU a la fecha que condene al régimen de al-Asad.

El borrador de resolución pide a Siria terminar con las violaciones de derechos humanos y los ataques contra civiles de forma inmediata, y condena la violencia de las fuerzas de al-Asad y de la oposición.

Por casi un año, el presidente sirio ha negado reportes de que sus fuerzas atacan indiscriminadamente a civiles, y afirma que combaten a grupos armados y combatientes extranjeros que intentan desestabilizar su gobierno.

Pero la mayoría de los testimonios dentro del país indican que fuerzas sirias están asesinando a civiles como parte de la represión contra la oposición al gobierno.

Los enfrentamientos en Siria, influenciados por la Primavera Árabe, comenzaron hace un año en la ciudad de Daraa con manifestaciones que pedían reformas, y que eventualmente mutaron en protestas que pidieron un cambio de régimen.

No está claro qué efecto tendrá la resolución en lo que muchos líderes mundiales consideran la implacable campaña de las fuerzas de al-Asad para aplastar a la oposición.

El voto en la Asamblea General ocurre mientras Francia prepara otra resolución en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Estamos renegociando una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU para ver si podemos persuadir a los rusos”, dijo el ministro de Exteriores francés, Alain Juppe, a una radio francesa este miércoles.

Rusia es vista como el eje central para ganar la aprobación de la resolución que podría forzar a Siria a cambiar su estrategia, debido a que abriría al régimen de al-Asad a sanciones de la ONU y expondría al presidente y su círculo cercano a posibles juicios en la Corte Penal Internacional.

Siria no firmó el Estatuto de Roma que estableció la autoridad de la corte. El Consejo de Seguridad es el único organismo mundial que puede enviar a la corte casos de crímenes contra la humanidad.

Rusia se ha negado a apoyar una resolución que pida la renuncia del al-Assad, ya que eso significaría pedir un cambio de régimen.

Pero el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, indicó que Moscú podría ayudar una resolución que estipule bajo ciertas condiciones que soldados de paz se desplieguen en Siria.

“Si el asunto es detener los disparos, cualquier cosa es posible”, dijo Lavrov durante una conferencia con su contraparte holandés, Uri Rosenthal, informó la agencia RIA-Novosti.

Rusia ha dado mensajes mixtos sobre si aceptaría un embargo de armas de la ONU o sanciones económicas, aunque se ha mostrado preocupada por la posibilidad de una guerra civil en el país.

En tanto, China anunció este jueves que enviará a un emisario a Siria en un intento por ayudar en la crisis, informó la prensa estatal.

El viceministro de Exteriores, Zhai Jun, viajará a Siria este viernes en visita de dos días. No se dieron mayores detalles de su agenda.