CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

Las elecciones de la oposición desatan una crisis política en Venezuela

Por CNN en Español

Por Rafael Romo

(CNN) — Por lo menos una persona resultó gravemente herida este martes en Venezuela, cuando la policía se enfrentó contra los opositores al gobierno del presidente Hugo Chávez.

Según la cadena afiliada a CNN, Globovisión, la violencia se suscitó en el municipio de Mario Briceño Iragorry, en el estado de Aragua, cuando la oposición trató de impedir que los policías confiscaran documentos de los comicios, entre ellos las listas de electores.

Un hombre, quien fue atropellado por un camión de remolque de la policía, fue llevado al hospital en estado grave, comentó Globovisión. La cadena televisiva de noticias también informó que fue detenido el hombre a cargo de la junta electoral local.

Como consecuencia de una sentencia dictada por el Tribunal Supremo de Venezuela el martes por la mañana, la policía de Aragua había confiscado las listas de electores que participaron en las primarias del domingo. El tribunal había ordenado que las listas fueran confiscadas para que las autoridades electorales investigaran presuntas irregularidades suscitadas este domingo.

Según el gobierno venezolano, el tribunal actuó después de que un candidato que participó en las primarias se quejó de que habían violado sus derechos. El Ministerio de Comunicación venezolano detalló que se trataba de Rafael Velásquez, candidato a la alcaldía de Yaracuy.

“Tengo el derecho de pedir las listas de electores para que sean revisadas”, dijo Velásquez, según un comunicado dado a conocer por el Ministerio. “Solicito lo que es un derecho. Hubo irregularidades. Observé un lugar de votación donde hubo más votos que el número de electores que fueron a votar”.

Pero los líderes de la oposición, entre ellos el sindicalista Pablo Medina, protestaron airadamente, al decir que el fallo del tribunal fue un intento por parte del gobierno de Chávez para intimidar a los electores que participaron en las primarias.

Medina mencionó que la decisión de confiscar las listas de electores equivale a “terrorismo de Estado”, y comentó a Globovisión que esto no detendría a la oposición en su lucha por derrotar a Chávez en las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

“No le tenemos miedo a lo que puedan hacer”, dijo Medina sobre las posibles reacciones de los funcionarios gubernamentales. “Por encima de sus acciones, por encima del Tribunal Supremo, por encima del gobierno, por encima de esas instituciones que han sido secuestrados, vamos por el triunfo absoluto el 7 de octubre, con el fin de transformar a Venezuela en un país democrático”.

Los líderes de la oposición se refirieron a la publicación, en 2003 y 2004, de los nombres de miles de venezolanos que habían pedido la destitución de Chávez. Muchos de los nombres de los que aparecieron en la denominada Lista de Tascón fueron posteriormente acosados por el gobierno de Chávez, dijeron los líderes de la oposición.

Luis Tascón fue un legislador a favor del gobierno que publicó en su página de internet los nombres de las personas que habían firmado una petición para destituir a Chávez. Comentó que su motivo fue el que cualquier venezolano pudiera mirar los mensajes publicados para determinar si su firma había sido falsificada.

Un estudio publicado el pasado abril en American Economic Journal sustentó las inquietudes de la oposición. El economista, de la Universidad de Chicago, Chang-Tai Hsieh, autor principal del documento, llegó a la conclusión de que los firmantes de la petición de destitución en 2003, cuyos nombres posteriormente fueron hechos públicos, vieron caer sus ingresos un 5% en promedio y su probabilidad de empleo cayó en un 1.3% comparativamente con aquellos que no firmaron la petición. Ese hallazgo “fuertemente sugiere que el principal instrumento de represalia política” fue la ampliamente difundida base de datos que contenía la lista de los firmantes, concluyó el estudio.

El abogado de oposición Omar Arévalo comentó a Globovisión que quedó sorprendido cuando vio el fallo del tribunal. Arévalo dijo que, por ley, se supone que las listas de electores deben ser destruidas 48 horas después de la elección, plazo que expiró el martes.

“Teníamos un compromiso previo a las elecciones primarias del 12 de febrero sobre destruir las listas quemándolas. Esto fue para proteger los nombres y los derechos de los electores (de oposición), ya que nuestro país ha vivido situaciones muy lamentables, como fue el caso de la Lista Tascón”, dijo Arévalo.

Más de tres millones de electores participaron en las elecciones primarias del domingo, el doble de lo que se esperaba. Henrique Capriles Radonski, gobernador del estado Miranda, y con 39 años de edad, ganó la elección primaria con más del 60% de los votos.

Capriles competirá por la presidencia contra actual presidente Chávez, quien ha estado en el poder durante 13 años.

En un comunicado, el grupo de oposición Unidad Venezuela dijo que muchos de los expedientes ya habían sido destruidos.

El secretario ejecutivo del grupo, Ramón Guillermo Aveledo, dijo que los abogados “ya estaban estudiando” la manera de oponerse al fallo del Tribunal Supremo, el cual calificó como “absurdo, inconstitucional y desproporcionado”.