(CNN) — La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, declaró dos días de luto por el accidente de tren en la Estación Once de Buenos Aires el miércoles, cuyo saldo se elevó a 50 pasajeros muertos y a 703 el número de heridos. También se informó que al menos 10 personas están desaparecidas.

"El gobierno y el pueblo de Argentina dan su solidaridad y su más sentido pésame a las familias de las víctimas", dijo la presidenta en una declaración pública.

El siniestro causó heridas a más de 600 personas, informó Télam, y más de 460 fueron hospitalizados. Los familiares de los lesionados inundan los hospitales locales, clamando por las noticias de sus seres queridos desaparecidos.

Por el momento se desconocen las causas del siniestro. Los investigadores utilizarán los datos de GPS, imágenes de cámaras de seguridad, grabaciones de audio de la cabina del conductor y de los registros de mantenimiento en su procedimiento, informó el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi.

El ministro de Transporte declaró que las autoridades creían que había problemas con los frenos del tren que le dieron origen al choque contra una barrera de la estación.

El tren se detuvo en otras estaciones de su recorrido, y los datos muestran que su velocidad se redujo cuando se acercaba a la estación de Once, dijo Schiavi.

"Se detuvo 14 veces, y la última vez, no se detuvo. Su velocidad era de 26 kilómetros por hora cuando entró en la estación alrededor de las 8:30 am… No sabemos lo que pasó en los últimos 40 metros”, dijo.

Además, comentó que el conductor del tren, de 28 años, acababa de comenzar su turno y tenía un buen historial.

Los pasajeros dijeron a la prensa que el accidente sonó como la explosión de una bomba.

"De repente escuché una explosión, y mucha gente cayó encima de mí. Creo que tenía más de 10 personas encima de mí. Salí tan rápido como pude", dijo un testigo identificado como Esteban dijo a la agencia estatal de noticias. "Yo sólo vi a los heridos y los gritos escuchados."

Los dos primeros vagones del tren, que estaban repletos de pasajeros, fueron los más afectados por el accidente.

El accidente del miércoles es uno de los peores en la historia de Argentina, dijo la agencia Telam

En 1970, 200 personas murieron cuando dos trenes se estrellaron al norte de Buenos Aires y ocho años más tarde, 56 personas murieron cuando un tren chocó contra un camión en la provincia de Santa Fe.